1 / 10

Burkina Faso

Cuando los franceses incorporaron a su imperio el territorio que hoy conocemos como Burkina Faso lo llamaron Alto Volta por el río que atravesaba la zona y el país mantuvo su nombre colonial tras independizarse en 1960. Sin embargo, en 1984 un golpe de estado entregó el poder a Thomas Sankara, quien cambió su denominación por la actual, que significa tierra de los hombres íntegros en el idioma mossi. (Foto: Issouf Sanogo / AFP / Getty Images).

Países que cambiaron su nombre para borrar el pasado colonial

En 1521 el explorador portugués Fernando Magallanes tomó posesión para España de lo que hoy conocemos como Filipinas, nombre que recibió en 1543 en honor al entonces príncipe y futuro rey Felipe II. Años después, en 1565, Miguel López de Legazpi fundó el primer asentamiento español en la actual Cebú y comenzaron más de tres siglos de ocupación que culminaron en 1898 cuando el archipiélago pasó a estar bajo el control de Estados Unidos. Hasta 1946 no alcanzó finalmente su independencia.

Desde entonces, varios mandatarios de Filipinas han propuesto cambiar el nombre al país para borrar el rastro de la ocupación española. Ya Ferdinand Marcos, dictador que gobernó el archipiélago entre 1965 y 1986 lo propuso, y el actual presidente, Rodrigo Duterte, también ha manifestado esa idea. Se han barajado varios nombres, como Maharlika, término con el que se conoce a la civilización prehispánica de la isla de Luzón (la más grande e importante de Filipinas).

No es inusual que un país cambie de nombre. Recientemente la Antigua República Yugoslava de Macedonia pasó a ser Macedonia del Norte o en 2016 la República Checa se convirtió en Chequia por razones de marketing y también hay precedentes de otros países que modificaron su denominación para borrar la huella del colonialismo, como pretende hacer Filipinas. Repasamos en la galería algunos casos.

Relacionado: 15 dictadores de los que nunca habías oído hablar