El pagano de la crisis: las personas poco cualificadas salen trasquiladas

‘Sin estudios no hay paraíso’. Es la conclusión que se puede sacar de los últimos datos de ‘The Adecco Group Institute’, que señalan que la economía española ha destruido 1,9 millones de empleos de personas con estudios primarios desde el inicio de la crisis económica, lo que supone una caída del 64,4%.

En cambio, los empleos que requieren estudios universitarios para su desempeño no han dejado de crecer en los últimos 12 años, con un aumento de 1,7 millones de puestos desde el año 2008. Como vemos, la tendencia en el sentido de la cualificación formativa es clara: los que estudian tienen cada vez más trabajo y menos paro, mientras que los que no tienen estudios o sólo sacan el graduado cada vez sufren más desempleo y menos oportunidades.  

También de interés

Empleados de la fábrica Fagor, parte de la cooperativa Mondragón, en Arrasate, España. (Foto AP/Alvaro Barrientos)

La formación es importante y las empresas lo saben. Tanto es así muchas prefieren contratar un Licenciado en Economía para llevar la contabilidad, aunque pudieran coger a alguien con un grado medio.

Y no sólo eso, el número de compañías que están por esta labor de ampliar la formación de sus empleados es cada vez mayor. Según el II Barómetro DCH sobre la Gestión de Talento en España publicado por DCH y EAE Business School, el 63,82% de las empresas imparte formación adicional a más del 75% de los empleados.

Teniendo en cuenta los datos generales, se puede decir que en 2020 estamos mejor que el año anterior. Durante los últimos doce meses se han creado 384.300 empleos. Se han superado los 19 millones de cotizantes, con un crecimiento en la afiliación del 2,02%, aunque es un dato sensiblemente menor al 3,1% del mismo mes en 2018. A nivel global, 2019 se ha cerrado con 19.408.583 afiliados en España, casi 400.000 personas más que hace un año.

Pese a los datos positivos, no se debe ‘bajar la guardia’, porque las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal registran todavía 3,16 millones de parados. Se trata de la menor cifra de personas desempleadas para un mes de diciembre desde 2009. Pero, sin embargo, se trata de la menor reducción de paro desde octubre de 2013. Además, las cifras desvelan la desaceleración del crecimiento económico que vivimos. El incremento de la afiliación del 2% registrado es un buen dato, pero es el más bajo en 5 años.

En cuestión de sexo, la cifra de mujeres paradas ha caído bastante más rápido que el de varones en la misma situación: las mujeres han reducido en un -1,6% y los hombres -0,7%, respectivamente su presencia en las listas de desempleados. A pesar de ello, el 58% de todos los parados siguen siendo mujeres.

La conclusión final es que España se recupera económicamente tras la crisis y eso se ve reflejado en el empleo, pero no en todos los empleos. Lo que parece que más empieza a afectar hoy en día para tener empleo es la cualificación. Los trabajadores poco cualificados son los paganos de la crisis y son los que salen trasquilados.

Laotracaradelamoneda

IDNET Noticias