'Nuestro padre' (Netflix): la espeluznante historia real del doctor Donald Cline

·5 min de lectura
Photo credit: Netflix
Photo credit: Netflix

Hay un término utilizado por la comunidad de donantes-concebidos para referirse a esa época justo después de la Navidad: temporada de hermanos. ¿La razón? Que muchas personas reciben pruebas de ADN de Ancestry.com o 23AndMe como un regalo "divertido" para las fiestas, pero en realidad acaba revelando secretos familiares... y miembros extra e inesperados de la familia.

Fue una prueba de 23andMe realizada por Jacoba Ballard en 2014 la que acabó revelando la historia de terror que compartía con aproximadamente 90 hermanastros: un médico de fertilidad de Indiana llamado Donald Cline había estado utilizando su semen para fecundar a las pacientes sin que ellas lo supieran y sin su consentimiento.

Este espeluznante descubrimiento se ha convertido ahora en un documental de Netflix, llamado Nuestro padre, en el que Ballard revela detalles sobre su historia familiar íntima y cómo ella, su madre y tantas otras mujeres habían sido violadas por Cline, el amoral médico que ejerció durante un período de hasta 40 años.

¿Quién es Donald Cline y cómo empezó esta práctica grotesca?

A partir de la década de 1970, si tenías problemas para concebir y vivías cerca de Indiana, lo más probable es que te indicaran que acudieras al doctor Donald Cline. Se le consideraba un experto en cuestiones de fertilidad y, como señaló una antigua paciente/víctima en The Atlantic: "Su oficina estaba decorada con fotos de bebés que había ayudado a concebir, un detalle mundano que parece inquietante en retrospectiva". El "amable y gentil" médico había ayudado a dar a luz a bebés sanos a muchas familias a lo largo de su carrera.

A estos padres se les dijo que se les daba el esperma de un donante (la especialidad de Cline era el esperma fresco, en lugar de la variedad congelada que utilizaban otros médicos, de nuevo, otra escalofriante señal de alarma en retrospectiva) y Cline dijo que los donantes que utilizaba eran de residentes médicos, y que sólo utilizaría a cada uno para un total de tres embarazos exitosos. En algunos casos, se dijo a las parejas que se utilizaría el esperma del varón, lo que significa que algunos progenitores no tenían ni idea de que el padre de su hijo no era el padre biológico.

Photo credit: Netflix
Photo credit: Netflix

Cline se aprovechó de los tabúes que existían entonces en torno a esta práctica y dijo a los pacientes que debían mantener en secreto el hecho de que habían recurrido a un donante de esperma, y que nunca debían decir al niño cómo había sido concebido. En una entrevista concedida a The Guardian, la directora de Nuestro padre, Lucie Jourdan, declaró: "Fue una directriz muy específica la de no decir nunca a sus hijos que había tenido problemas de fertilidad o de inseminación. Esto formaba parte del diálogo que mantenía con sus pacientes. Confiaban en que su médico les aconsejara correctamente".

Las pruebas de ADN no se inventaron hasta 1984, así que en la década de los 70, Cline debió suponer que no había forma de que lo descubrieran por sus crímenes. Desde luego, no tuvo en cuenta el auge de las pruebas de ADN como parte de las cuentas de genealogía online, tan frecuentes ahora, y que fueron las que finalmente le pillaron.

¿Cómo fue atrapado y procesado Donald Cline?

Fue la prueba de ADN de Ballard la que la llevó a empezar a investigar, y el árbol genealógico online que estaba construyendo a partir de los resultados seguía conduciendo al mismo nombre: Cline. Cuando Ballard se hizo amiga de algunos de los hermanos que había encontrado, varios mencionaron que sus padres habían sido tratados por Cline. Gracias a la confirmación del ADN, se comprendió que Cline había utilizado un donante de sangre: Cline no había utilizado muestras de donantes. En cambio, había fecundado a muchas mujeres con su propio semen. Una de las víctimas, que había sido tratada por Cline, explicó su disgusto ante este descubrimiento: "Me siento como si me hubieran violado 15 veces".

Pero, sorprendentemente, cuando Ballard acudió a las autoridades con este impactante descubrimiento, fue en gran medida ignorada. Los hermanos se unieron entonces para presentar una denuncia contra Cline ante el fiscal general de Indiana sobre las actividades de éste, lo que dio lugar a una investigación penal. Sin embargo, no hubo cargos penales específicos por los que se le pudiera acusar. Según The Atlantic: "No se le acusó de violación, no se le acusó de agresión con desechos corporales -en Indiana se considera que eso es un delito sólo si se hace 'de manera grosera, insolente o airada'. No se le acusó de engaño criminal". De hecho, no hay ninguna ley que establezca que un médico no pueda inseminar a sus propias pacientes con su propio esperma.

Photo credit: Netflix
Photo credit: Netflix

Al final, en 2018, solo fue condenado por dos delitos: por obstaculizar la investigación y por mentir sobre el uso de su propio semen. Se le impuso una multa de apenas 500 dólares y perdió su licencia médica -sin embargo, estaba retirado desde 2009-. Cline sigue vivo ahora, a sus 80 años, y no ha cumplido ninguna condena por su mala praxis. Tampoco parece tener remordimientos por sus acciones, y nunca ha explicado por qué lo hizo. En el documental se especula que podría tratarse de un delirio de Dios, de "un experimento enfermizo" o incluso de criar un "clan ario" supremacista blanco.

Como dijo Jourdan a The Guardian: "Es activo en su comunidad. Va a las reuniones de natación de los nietos y cosas así. No se esconde. Eso es lo que pasa, que sigue saliendo a la calle. En su cabeza, no creo que piense que ha hecho mucho mal".

¿Cuántos hijos tuvo?

Se calcula que ha engendrado ilegalmente entre 50 y 90 hijos, pero esa cifra no deja de aumentar, sobre todo ahora, con la publicación del documental. Ballard añadió: "De hecho, apareció un nuevo hermano el día que salió el tráiler".

Nuestro padre ya está disponible en Netflix.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente