El padre de Meghan Markle pone en duda la inteligencia del príncipe Enrique

·2 min de lectura
Los duques de Sussex credit:Bang Showbiz
Los duques de Sussex credit:Bang Showbiz

En los últimos días los duques de Sussex han reaparecido en público para acudir este miércoles a una gala celebrada en Nueva York. En el caso de Meghan, también ha participado en una conferencia del New York Times acerca de la importancia de ofrecer una mejor educación financiera a las mujeres, y Enrique ha aparecido en un evento virtual llamado 'Internet Lie Machine', en el que reflexionó acerca de los peligros de la desinformación y tachó de misógino el término 'Megxit', que se refiere a su salida de la monarquía británica.

Esto ha sido más que suficiente para que el padre de la antigua actriz haya decidido salir de nuevo a la palestra con una exclusiva en la que ha arremetido contra su yerno, poniendo en duda su inteligencia y tildándole de "ignorante" por sus declaraciones.

"No sé qué le pudo pasar... ¿tal vez se cayó de cabeza cuando era un bebé o algo así? Pero la cuestión es que todo lo que sale de su boca es siempre un poco es**pido. Decir esto me mete en problemas con ellos, por supuesto, pero es cierto", ha afirmado.

Thomas Markle también ha reaccionado a la noticia de que su hija sí que colaboró de alguna forma con los autores de su autobiografía 'no autorizada', según ha salido a la luz a través del testimonio del antiguo jefe de prensa de los duques, Jason Knauf, en el marco de la batalla legal que la pareja mantiene con el Daily Mail por la publicación de una carta que Meghan le envió a su padre.

Knauf ha presentado unos correos electrónicos intercambiados con Enrique que demuestran que el matrimonio acordó ofrecer "contexto" a los autores de la mencionada autobiografía para que "los antecedentes fueran veraces y exactos". Ahora el padre de la duquesa ha asegurado que se alegra de que la verdad por fin haya salido a la luz: "Ha puesto las cosas en perspectiva", ha celebrado, prometiendo que está más que dispuesto a invitar a cenar al antiguo empleado de su hija y de su yerno como agradecimiento por demostrar que Enrique y Meghan mintieron inicialmente al asegurar que no habían tenido nada que ver con la publicación del libro.

La duquesa, por su parte, sostiene que había olvidado por completo esa asistencia menor que prestaron a los autores y se ha disculpado por ello.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente