El padre de Meghan Markle eclipsa la boda de su hija con el príncipe Enrique

Por Alex Fraser
En la imagen de archivo, el príncipe Enrique y su prometida durante un evento en el centro de conferencias Reina Isabel II de Londres, el 18 de abril de 2018. Yui Mok/Pool via Reuters

Por Alex Fraser

El padre de Meghan Markle eclipsó la boda de su hija con el príncipe Enrique al causar confusión sobre si la llevará al altar o le hará un desaire a la familia real británica al ausentarse en el último minuto de una ceremonia muy planificada.

Mientras seguidores de la realeza llegan a la localidad inglesa de Windsor, donde Harry contraerá nupcias con la actriz estadounidense el sábado, el papel de su padre, Thomas Markle, aún no estaba claro después de que emitiese una serie de declaraciones a un sitio web de noticias estadounidense.

El lunes, TMZ.com, una página especializada en famosos con sede en Los Ángeles, informó que Markle no podría asistir a la boda de su hija debido a un ataque cardíaco y a la vergüenza por haber preparado supuestamente la toma de fotografías con un paparazzi.

Sin embargo, el mismo medio publicó el martes que había cambiado de parecer y que iría a la boda, pero TMZ le citó más tarde diciendo que el viaje tendría que cancelarse porque necesitaba cirugía cardíaca de inmediato.

Estaba previsto que Thomas Markle, que vive en México, llevase a su hija al altar el sábado en la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor frente a 600 invitados, incluida toda la realeza británica y varias celebridades.

El diario británico The Sun, el más vendido en el país, tuvo que apresurarse para actualizar su portada con el fin de reflejar lo que llamó la "Sensación Real" ante la ausencia de Thomas Markle bajo el titular "Tengo cirugía de corazón hoy". La publicación ofreció cuatro páginas de análisis.

Enrique, el nieto de 33 años de la reina Isabel y sexto en la línea de sucesión al trono, y Markle, actriz en la serie estadounidense "Suits", se casarán en el castillo de Windsor, hogar de la familia real británica por casi 1.000 años.

Más allá de la pompa de una boda real que capta la atención de millones de personas, la unión casa el glamour de Hollywood de Markle con uno de los miembros más populares de la familia real.

Como divorciada, con padre caucásico y madre afroamericana, el origen de Markle ha sido una fuente de gran interés y comentarios, no todos ellos positivos.