¿Padeces el síndrome de carga laboral excesiva o de agotamiento profesional?

Un poco de estrés es bueno para la salud celular y la longevidad, pero si no se controla disminuye nuestra capacidad de predecir los peligros a los que nos enfrentamos, volviéndose incluso letal

Está demostrado que el estrés continuado puede tener efectos graves en la salud y calidad de vida. (Foto: Getty)

El estrés es un mecanismo fisiológico que se desencadena cuando una persona percibe una situación como amenazante y requiere la movilización de recursos físicos o mentales para hacerle frente. Niveles puntuales de estrés en la vida diaria no se consideran nocivos, pero una situación estresante mantenida en el tiempo puede deteriorar la salud.

Ante una situación de estrés el organismo reacciona para hacerle frente activando el sistema nervioso y la producción de diferentes hormonas. El cortisol actúa en todo el organismo aumentando el gasto calórico, la capacidad muscular, la capacidad de concentración mental, etc.

Y para contrarrestar ese desgaste, el organismo aumenta la producción de otra hormona llamada DHEA. Sin embargo, a largo plazo, el efecto compensatorio de DHEA no es suficiente dando lugar a una fatiga crónica, inmunodepresión y otras alteraciones que dañan la salud.

Aprender a controlar el estrés es también una de las asignaturas pendientes de los españoles, pues ocupa el tercer puesto en el ranking de propósitos más difíciles de conseguir. (Foto: Getty)

Sus consecuencias pueden ser muy variadas, como el debilitamiento del sistema inmune, la aparición de enfermedades cardiovasculares o problemas digestivos. El estrés continuado también puede influir en el envejecimiento prematuro y puede empeorar enfermedades graves como el cáncer o la diabetes.

Por eso, los expertos de SYNLAB, líder en servicios de diagnóstico médico en Europa, aconsejan gestionar proactivamente la salud poniendo en práctica actividades tan sencillas como estas para vencer el estrés:

  1. Realiza ejercicio regularmente: te ayudará a sentirte más fuerte física y mentalmente.
  2. Aprende a priorizar: no dejes que las cosas sin importancia te alteren.
  3. Comparte el problema: te ayudará a sobrellevar la carga y a encontrar una solución.
  4. Saca tiempo para ti: consigue organizarte para disfrutar de lo que más te gusta.
  5. Evita hábitos no saludables: el alcohol, el tabaco o la cafeína no resuelven los problemas.
  6. Trabaja de manera más eficiente, no trabajes más: gestiona el tiempo; a veces menos, es más.
  7. Se positivo: apreciar lo que tienes es el primer paso para evitar el estrés.Así que tómate la vida con humor, al reírnos recargamos la energía positiva, manejamos mejor las situaciones estresantes, así como la producción de cortisol y otras hormonas suprarrenales asociadas con el estrés.
  8. Acepta las cosas que no se pueden cambiar: no hay que se conformista, pero sí consciente de la realidad. No te preocupes por aquello que no puedes cambiar.
  9. Aprende a relajarte: escucha música relajante, aprende técnicas de relajación o encuentra tu vía de escape.
  10. Duerme bien: el sueño es básico para la salud, trata de dormir 8 horas.

Además, ofrecen la posibibilidad de realizarse un test que te permitirá conocer si el estrés del día a día puede estar afectando a tu salud. Gracias a esta prueba de ‘Valoración del Estrés’ podrás disponer de una evaluación personalizada de los niveles de las “hormonas del estrés” (cortisol y DHEA) y determinar si existe un patrón biológico de estrés.

Dejar de lado la hiperexigencia y el miedo a fallar. Así sólo conseguimos sabotearnos a nosotros mismos y darnos por vencidos antes de tiempo. ¡No intentes hacerlo todo tú! (Foto: Getty)

Mediante muestras de saliva recogidas en diferentes momentos del día, el test permite a quien lo realiza conocer su  capacidad biológica actual de respuesta al estrés. La prueba está indicada para personas con síntomas asociados al estrés, con síndrome de carga laboral excesiva o de agotamiento profesional y para todos aquellos que deseen gestionar proactivamente su salud.

¿A qué estas esperando?

También te puede interesar:

Comer con Mindfulness para salir airoso de las pruebas más exigentes

¿Lo de meditar no va contigo? Deberías intentarlo (una vez más)

5 claves para evitar el problema de salud que se ceba con los menores de 35 años