Pablo Rivero reflexiona sobre la decadencia de 'Cuéntame cómo pasó'

·3 min de lectura

Este jueves 20 de mayo Cuéntame cómo pasó emite el penúltimo episodio de su temporada menos vista en Televisión Española (TVE). Hace unos días ya abordábamos las claves del desplome de share de la longeva ficción de la cadena pública en su vigésima primera tanda, aunque hay que resaltar que Pablo Rivero, el encargado de dar vida a Toni Alcántara, también se ha pronunciado sobre el deterioro en audiencias de la icónica serie.

A pesar de que la historia ya ha renovado por una nueva temporada, el actor afronta la recta final de esta tanda ahondando en los motivos de la caída en picado de seguidores.

©Aída de la Rocha/RTVE
©Aída de la Rocha/RTVE

La trayectoria televisiva de la última temporada de Cuéntame cómo pasó ha sido descendente hasta el punto de que la veterana ficción de TVE anotó su mínimo histórico el pasado jueves, firmando un 8.2% de cuota de pantalla y atrapando a 1.334.000 de fieles. Sobre este evidente desgaste en las audiencias tras tantos años de emisión en abierto ha hablado Pablo Rivero en exclusiva para El Confi TV.

Con motivo del lanzamiento de la tercera novela del actor, Las niñas que soñaban con ser vistas, el intérprete que encarna a Toni en la longeva producción de RTVE en colaboración con Grupo Ganga ha valorado el giro de esta temporada. Y es que la serie ha innovado al extremo de trasladar parte de la trama a 2020 para contar los estragos que causa la actual pandemia de coronavirus en la familia Alcántara. En otras palabras, la ficción salta de 1992 hasta nuestro presente, una circunstancia que según el protagonista podría estar detrás del bajón de la historia.

"El hecho de arrancar con el presente, al estar viviéndolo, cuesta más, no desconectas", ha valorado Pablo Rivero. "Valoro mucho el riesgo y las ganas de evolucionar, probar cosas nuevas, sorprender... pero creo que el hecho de que la pandemia se haya alargado tanto ha ido en nuestra contra. Los guionistas pensaban que en diciembre íbamos a estar vacunados y al final el hartazgo de la gente ha ido en contra", ha añadido el intérprete de 40 años.

O sea, el actor madrileño considera que el desgaste progresivo en audiencias de la mítica serie en parte se debe a conjugar por primera vez la actualidad del año del coronavirus con la revisión de 1992 en donde ha transcurrido mayoritariamente la trama. Una tanda de episodios que, por cierto, fue grabada durante el estado de alarma y solo se detuvo una jornada a causa de la tormenta de nieve Filomena. "Yo creo que el éxito de la serie radica en ir al pasado y transportarte así a otro tiempo. El hecho de arrancar los capítulos con el presente, al estar viviéndolo, cuesta más porque da la sensación de que no desconectas", confiesa Pablo Rivero.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Si bien la actual temporada debutó en la cadena pública el pasado 14 de enero con un 13.3% de cuota de pantalla, los números han caído al extremo de que los tres últimos episodios emitidos (15, 16 y 17) no han superado el 9% de share. "La media de la cadena es más baja que otros años, las ficciones en abierto han bajado todas, aunque seguimos siendo de las más vistas, y bueno, ahora el vídeo bajo demanda está en auge y todas las plataformas tiene mucho tirón. A nosotros nos pasan también los datos en diferido y si sumas el total, estamos como el año pasado", ha agregado el actor al respecto dando otra de las claves pues lo cierto es que esta temporada de Cuéntame cómo pasó ha funcionado mejor en diferido.

"Al final, todo son costumbres y yo, por ejemplo, me he acostumbrado a ver las series del tirón y cuando no están todos los episodios disponibles no las empiezo. Sin embargo, hay otras cosas que si nos las veo en directo sé que no las voy a ver. Pero claro, la comodidad de ver la serie del tirón cuando quieres y cómo quieras... es muy difícil competir con las plataformas", ha añadido Pablo Rivero dejando caer también que los servicios de streaming marcan este bache de Cuéntame cómo pasó.

Ahora bien, en cuanto a un hipotético desenlace de la serie este actor, que por cierto ha fichado por Celebrity Bake Off, no ha querido mojarse: "No sé si tiene más cuerda, eso lo tendrá que decir la audiencia. Ya nos ha pasado que alguna temporada la serie ha flojeado y como somos todos muy perfeccionistas, nos hemos puesto las pilas y de repente hemos remontado. No te sé decir, pero, ¿por qué no?".

Eso sí, sobre su posible salida de la ficción, Pablo Rivero sí que tiene claro que de momento seguirá interpretando al hijo mayor de Mercedes (Ana Duato) y Antonio (Imanol Arias): "No me he puesto fecha de cierre en Cuéntame. Estoy en los proyectos que me aportan algo, que son un reto, que suponen un crecimiento... y por suerte para mí cada temporada es algo diferente. Hablamos del riesgo y creo que ha habido mucho riesgo en el personaje de Toni, lo he asumido y lo he disfrutado mucho, he jugado mucho. Ha sido una temporada muy rica. Me gusta ver las diferentes etapas del personaje, los diferentes colores... estoy muy satisfecho del trabajo hecho".

Y es que, según el actor, "si de repente me hubiera aburrido, no me hubiera gustado el resultado o no lo hubiera disfrutado, diría me largo, pero no es el caso. Mientras me sigan motivando, yo seguiré y feliz. No soy una persona ambiciosa de pensar todo el rato en mi carrera... yo voy día a día y esta serie tiene un equipo que adoro, con el que disfruto mucho, un trabajo al que voy con ganas, juego y me divierto... El resultado en cuanto a los datos es algo que ya luego sufren más las cadenas, las productoras, pero para mí es una suerte estar en Cuéntame.

Porque lejos de cansarse de Toni, el actor madrileño ha sabido combinar esta interpretación con otros proyectos que igualmente le enriquecen a nivel profesional. De esta manera, además de su fichaje por Amazon Prime Video, ha publicado su tercera novela tras el lanzamiento de No volveré a tener miedo y Penitencia.

En resumen, Pablo Rivero culpa de la sangría de espectadores principalmente al salto temporal de la historia a 2020 para reflejar los momentos más duros de la actual crisis sanitaria.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Aída de la Rocha/RTVE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente