Pablo Ibar felicita a Miguel Ángel Silvestre por su labor 'En el corredor de la muerte'

Por Nuria Herrera
Photo credit: Diego López Calvin

From Diez Minutos

Miguel Ángel Silvestre necesitó estudiar el caso antes de decidirse a protagonizar la serie de Movistar+: "Después de ver muchos vídeos y de hablar con Nacho Carretero, el periodista que más tiempo ha pasado con él y su familia, y que ha escrito un libro sobre Pablo Ibar, llegué a la conclusión de que es inocente y decidí aceptar el papel". Una vez dentro del proyecto, se metió en la piel del preso de origen español, acusado de un triple asesinato cometido en Miami en 1994 y condenado a cadena perpetua, en los cuatro capítulos de la serie En el corredor de la muerte, que se estrenó el pasado mes de diciembre en la plataforma de Telefónica.

Ahora, Pablo Ibar, el verdadero protagonista de la historia, ha querido agradecerle su labor por medio de un vídeo grabado en la cárcel en el que, aunque asegura que "no era fácil" interpretar el papel, su familia le ha contado que lo hizo "bien".

El preso de origen vasco que ha logrado eludir la pena de muerte, confía en que se haga justicia y en un futuro próximo pueda salir de prisión y agradecérselo personalmente: "Ojalá te pueda conocer y darte la mano. El año que viene va a ser bueno para mí. Para todos ustedes deseo lo mejor y que dios te bendiga. Quiero conocerte un día", le ha dicho.

Photo credit: Robert Marquardt - Getty Images

Por su parte, Miguel Ángel Silvestre, que ganó el Premio Ondas como Mejor Intérprete Masculino de Ficción Nacional por su trabajo En el corredor de la muerte, sigue dando visibilidad al caso y acaba de anunciar en su cuenta de Instagram la llegada de la serie a Estados Unidos y Puerto Rico.

Pablo Ibar, que fue condenado en mayo de 2019 a cadena perpetua, quiere conseguir que se repita el juicio por irregularidades durante el mismo y asegura que "existen numerosas pruebas de su inocencia". Para ello, su familia activó un crowdfunding para recaudar fondos para sufragar la apelación e intentar acabar con la pesadilla de comenzó en junio de 1994 y que le ha hecho pasar 25 años en la cárcel, 16 de ellos en el corredor de la muerte.