Pablo Aránguiz, luego de su doblete ante Huachipato: "Fue un golpe anímico muy importante"

·1 min de lectura

Después de jugar su mejor partido en mucho tiempo ante Huachipato, con doblete y asistencia incluido, Pablo Aránguiz resaltó que la confianza que le ha brindado el técnico interino de Universidad de Chile, Sebastián Miranda Córdova, ha sido clave para su recuperación futbolística.

"Sebastián es una gran persona y profesional. Habló conmigo previo al partido, y me hizo sentir parte del plantel. Estoy muy agradecido de la confianza que me dio y por cómo se dieron las cosas el fin de semana", comenzó diciendo en conferencia el jugador de 25 años.

Y agregó: "Trabajo, perseverancia y esfuerzo son las claves cuando uno está afuera (del equipo). Pasamos momentos duros. Nunca bajé los brazos y seguí trabajando. Me ha tocado difícil en cuanto a tiempos de lesiones. No es excusa, pero son momentos difíciles de superar. Debo tratar de no ser irregular. Me gustaría volver al peak de mi primer año cuando estuve acá. Espero que la actuación que tuve se mantenga”.

Luego, describió lo que sintió al convertir el doblete el fin de semana: "Fue desahogo, un alivio. Creo que fue un partido bastante bueno en lo personal. Sobre la hinchada, agradecido por el reconocimiento que me hicieron sentir. Muy contento, fue un golpe anímico muy importante para mí en lo personal y espero ratificarlo”.

Por último, habló del próximo partido que se le viene a la U, ante Cobresal: "Será difícil jugar allá. Nosotros iniciamos recién la semana, pero esperamos seguir con la buena racha. Vamos a trabajar de buena manera para quedarnos con los tres puntos este sábado".

Universidad de Chile marcha 10° en el Campeonato Nacional de Chile con 17 puntos luego de 14 jornadas.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente