Pablo Alborán y el descuido en una foto que terminó borrando

El cantante Pablo Alborán subió una foto mañanera a su cuenta de Instagram e, inocente de él, no se dio cuenta del bulto que insinuaba su entrepierna. Tras el aluvión de comentarios el chico ha eliminado la foto pero, obviamente, sus fans ya la habían guardado y ahora es viral.

MADRID, SPAIN - MAY 22: Pablo Alboran performs on stage at WiZink Center on May 22, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Javier Bragado/Redferns)


Hay que ir con mil ojos cuando se trata del contenido que subimos a las redes sociales dado que, cuantos más seguidores tengamos, más fácil es que detecten algún detalle que a nosotros se nos había escapado.

El bueno de Pablo Alborán lo acaba de vivir en sus carnes tras compartir una inocente foto suya con sus más de cuatro millones de seguidores en su perfil de Instagram.

La foto original mostraba a Pablo consultando su teléfono móvil, apoyado en una pared y en pijama. Despeinado y con barba de dos o tres días, el artista miraba fijamente a la pantalla de su teléfono pero sus avispados fans… miraban otra cosa.

El bulto de su pantalón de rayas horizontales no pasó desapercibido y algunos de sus seguidores -por no decir todos- hablaron de que, posiblemente, los genitales de Pablo estaban en erección de buena mañana, como suele sucederles a algunos hombres de un modo completamente natural.

Tantísimos fueron los comentarios (ahora eliminados) y los emoji de la famosa berenjena que recibió, que el joven optó por eliminar la foto de cuerpo entero original y colgar la misma foto pero cortada a la altura de la cintura, que es la que se puede ver actualmente en su Instagram.

Obviamente, el hecho no ha pasado desapercibido y sus fans se han dado cuenta de que la entrepierna de Alborán se ha esfumado de la foto y han decidido comentarlo también en otras redes sociales como Twitter.

Junto a la nueva foto, Pablo ha escrito “Nunca dejo de leeros” y eso ha emocionado también a algunos fans que comprenden que, gracias (o por culpa) de la reacción sexualizada generalizada respecto a su foto original, Pablo ha decidido cambiarla.

La verdad es que la primera foto era preciosa y ese “bulto” en el pantalón podía ser simplemente un pliegue del mismo que, al hacer la foto, quedase libre a la interpretación de cada uno. Pero, aunque fuese su cuerpo, ¿qué problema hay? La imagen es hermosa en general, no hacía falta fijarse solo en ese punto, ¿no?

¿Qué crees que ha sentido Pablo Alborán para llegar al punto de borrar la foto y cortarla? ¿Te hubieses dado cuenta del detalle del pantalón en la foto original o no le hubiese dado tanta importancia?