Ozzy Osbourne detalla la 'agonía' de lidiar con la enfermedad de Parkinson y otros problemas de salud

·2 min de lectura
Ozzy Osbourne credit:Bang Showbiz
Ozzy Osbourne credit:Bang Showbiz

Ozzy Osbourne ha hablado por primera vez sobre la difícil travesía de sus problemas su salud, incluyendo la recuperación de una operación importante este verano y su batalla contra la enfermedad de Parkinson.

En una nueva entrevista con The Observer, el líder de Black Sabbath, de 73 años, reveló que su operación del pasado mes de junio fue para retirar dos placas de metal que se habían atornillado en su columna vertebral en una cirugía anterior.

Su esposa Sharon Osbourne describió previamente la intervención como una que "determinaría el resto de su vida".

"Los tornillos se habían soltado y estaban astillando el hueso. Los restos se habían alojado bajo su columna vertebral. Así que ésta en lugar de estar así, estaba así", señaló Sharon, enderezándose y luego encorvándose, al medio.

"Al presionar la columna vertebral, me dolían los nervios. Nunca había oído hablar del dolor de nervios". añadió por su parte Ozzy. "¿Sabes cuando eres un niño y estás jugando con la nieve y se te enfrían mucho las manos? Entonces vas y te echas agua caliente, y empiezan a calentarse ¿Y tienes esos escalofríos? ¿Y te duele? Es así. Estuve tan mal que en un momento pensé: 'Oh Dios, por favor, no dejes que me despierte mañana por la mañana'. Porque era una gran agonía".

El músico añadió que sus dolencias suelen verse agravadas por su enfermedad de Parkinson, que le fue diagnosticada en 2003, ya que constantemente le cuesta mucho trabajo caminar.

"Crees que estás levantando los pies, pero no se mueven. Me siento como si caminara con botas de plomo", añadió, señalando que el Parkinson ha hecho mella en su salud mental y lo ha deprimido.

"Llegué a un nivel más bajo de lo que creía", dijo Ozzy sobre su estado mental. "Nada se sentía realmente bien. Nada. Así que comencé a tomar antidepresivos y han funcionado".

Pero admitió que el aspecto más frustrante del Parkinson es no saber dónde acabará. "Aprendes a vivir el momento, porque no sabes [lo que va a pasar]. No sabes cuándo te vas a despertar y no vas a poder salir de la cama. Pero no piensas en ello".

El intérprete de 'Crazy Train' elogió a Sharon por su apoyo en la superación de sus problemas de salud, atribuyéndole el mérito de haberle permitido seguir actuando.

"Sin mi Sharon, estaría jo*** perdido. De vez en cuando discutimos un poco, pero por lo demás seguimos adelante", dijo.

Sharon añadió que no dejará que su marido se defina por su enfermedad de Parkinson y que ahora le está ayudando a afrontar la "atrofia" muscular que ha debilitado su cuerpo.