Otro efecto secundario de la pandemia: los salarios se verán recortados un 15%

Jaime Quirós
·3 min de lectura

La crisis provocada por la Covid-19 ha traído una importante caída de la actividad económica. Esta bajada, unida a la caída del consumo, provocará un reajuste de los salarios, que el Banco de España cifra entre el 10 y el 15% en 2021.

La reducción salarial dependerá de cómo evolucione el panorama económico en España y de la capacidad de cada sector para adaptarse a los cambios que nos ha traído la nueva normalidad. Así lo indica la III guía Spring Professional de Adecco, que también destaca la existencia de sectores que sí han tenido una evolución positiva.

Compras y logística, e-Commerce y la industria farmacéutica son los que han registrado una evolución favorable, ya que, a pesar del confinamiento, han conseguido mantener su volumen de actividad. Concretamente, el informe indica un crecimiento de la logística y del comercio electrónico de casi siete puntos de marzo a mayo de 2020. El sector ha pasado de aportar un 11,5 % del empleo total en España a un 18 % gracias, sobre todo, a las ventas por Internet.

Además, son los únicos en los que se podría hablar de un incremento de sueldos, puesto que se trata de sectores clave para la digitalización. Así, estas actividades han visto en la crisis una oportunidad, ya que la pandemia ha generado nuevas necesidades.

Compras y logística, e-Commerce y la industria farmacéutica son los únicos sectores que han registrado una evolución favorable. Getty Creative.
Compras y logística, e-Commerce y la industria farmacéutica son los únicos sectores que han registrado una evolución favorable. Getty Creative.

Banca, seguros y finanzas se han mantenido más o menos estables con la crisis, pero tendrán que reestructurarse en los próximos meses. Es decir, eliminar algunas áreas y potenciar otras, lo que previsiblemente provocará un estancamiento de los sueldos.

Inmobiliaria, industria y recursos humanos también se han visto especialmente castigados por la pandemia. A pesar de las buenas cifras de 2019, se han desplomado por la paralización de la producción. Con la crisis del coronavirus, la capacidad adquisitiva de la población ha mermado y, por tanto, la compra de viviendas se ha mantenido a niveles mínimos. Además, como las empresas apenas contratan nuevo personal, todos los profesionales de recursos humanos se han quedado sin trabajo o se han visto obligados a reciclarse y adoptar nuevas responsabilidades dentro de las compañías.

La pandemia ha producido una caída importante de la actividad económica en nuestro país y un rápido crecimiento de la tasa de desempleo. Esto, unido a la bajada del consumo, deja claro que se va a producir una bajada generalizada de los salarios en los próximos meses.

El coronavirus ha obligado a las empresas y a los trabajadores a avanzar a marchas forzadas hacia la famosa transformación digital, provocando que muchos sectores, como el hotelero o la restauración, hayan tenido que reinventarse (transformando las habitaciones en oficinas u ofreciendo el menú del día a domicilio, por ejemplo) de forma provisional hasta que la situación epidemiológica mejore. El contexto cambia a diario y el desafío es para todos No queda más remedio que adaptrse..

También de interés

VIDEO | Cuidar el bienestar emocional, un debate ineludible para el mundo pospandemia

Laotracaradelamoneda

IDNET Noticias