Los creadores originales de Marvel podrían haberse hecho de oro pero no fue así

·3 min de lectura

Pocas franquicias pueden presumir de ser una máquina de dinero tan prolífera como el Universo Cinematográfico Marvel. Tras más de 20 películas y con recaudaciones que superan los 1.000 millones de dólares en taquilla, no resulta descabellado imaginar que tanto los directivos de The Walt Disney Company como todo el equipo detrás de estas producciones podrían haberse hecho de oro a largo de todos estos años. Pero no, no todos.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Así lo cuentan creadores de cómics de Marvel como Ed Brubaker o Steve Epting, autores de las historias sobre el Capitán América y Bucky Barnes que fueron artífices del arco argumental de la película Capitán América: El soldado de invierno. “En su mayor parte, todo lo que Steve y yo obtuvimos por crear Winter Soldier y su historia es un 'gracias' aquí o allá, y con el paso de los años es cada vez más difícil vivir con eso”, escribía Brubaker en una newsletter periódica que envía a sus seguidores.

A raíz de este comentario, el medio británico The Guardian ha iniciado una investigación sobre los sueldos de los creadores originales de las historias en las películas de cómics, tanto de Marvel en Disney como de DC en Warner. Según detallan, en ambas compañías consideran la labor de estos autores como “trabajos por encargo”, no debiéndoles más que una cantidad fija de dinero más una tarifa por derechos de autor. Esto se traduce en que ninguno de ellos obtiene porcentaje por los inmensos beneficios de taquilla que recaudan la mayor parte de estas películas. Según el medio citado, la razón por la que acceden a estos acuerdos y continúan desarrollando sus historias para dichas propuestas es la promesa de un trabajo estable e ingresos a largo plazo centrados en personajes que más adelante puedan terminar formando parte del universo cinematográfico, series o merchandising

Ed Brubaker admite disponer de una prolífera vida como escritor gracias a estos acuerdos, pero de igual forma, cuenta sentirse disconforme. “Tengo una gran vida como escritor y gran parte de ella se debe a que Capitán: América: El soldado de invierno atrajo muchos lectores a mi otro trabajo”, explica. "Pero tampoco puedo negar que a veces me siento un poco mal del estómago cuando mi bandeja de entrada se llena de gente que quiere comentarios sobre las películas".

Como recogieron medios como The Hollywood Reporter, otros creadores como Jim Starling o Roy Thomas, responsables de personajes como Thanos o de historias como la reciente Loki de Disney+, consiguieron renegociar sus condiciones después de que sus abogados y agentes se pusieran firmes ante Disney. Pero hablamos de autores con mayor reputación tras de sí a los que la compañía probablemente le interese mantener contentos, que no es el caso de todos los escritores de cómics de los que el Universo Cinematográfico Marvel bebe para sus películas.

Así lo recoge también para The Guardian Ta-Nehisi Coates, responsable de series de cómics como Black Panther. Coate admite sentirse conforme con su remuneración, pero declara que tienen obligaciones morales con sus propios artistas que van más allá de sus propios contratos, y que los nombres menos conocidos merecen ser tratados con más respeto por una compañía que embolsa millones y millones de dólares con esta millonaria franquicia de superhéroes. "El hecho de que esté en un contrato no significa que sea correcto. Si tengo algún tipo de influencia sobre ti, puedo conseguir que firmes un contrato para joderte. Es simplemente legalista".

Y ahora llegamos al meollo de la cuestión: ¿cuánto paga realmente Marvel a los creadores de cómics? Según la investigación interna de The Guardian, esta filial de la compañía del ratón Mickey ofrece hasta 5.000 dólares y una entrada para la premiere a los autores originales de sus historias, lo que visto desde fuera parece un monto muy bajo comparado con los más de 22.000 millones de dólares que las películas se han embolsado en taquilla. Desde Marvel no se han pronunciado al respecto, declarando que los salarios son un dato confidencial y que por razones de privacidad no pueden aportar ningún dato. Aunque según revela el medio británico, a veces incluso descuidan estos detalles.

Según sus fuentes, Ed Brubaker y Steve Epting, los autores de Capitán América: El soldado de invierno y detonantes de esta investigación, cuando fueron a la premiere de la película protagonizada por Chris Evans, Sebastian Stan y Scarlett Johansson, se encontraron con que Marvel no les había añadido a la lista de invitados. Así, tuvieron que escribir personalmente a Sebastian Stan para lograr entrar a la fiesta que, en teoría, se supone que era parte de su remuneración por este título de Marvel.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente