Un oso trepa hasta el balcón de la primera planta de un edificio y desata la alarma entre los vecinos

No es un ningún secreto decir que el mundo ha cambiado radicalmente en cuestión de semanas. El confinamiento forzoso impuesto por la mayoría de gobiernos de los cinco continentes, con intención de frenar el avance del coronavirus, ha dejado las calles prácticamente desiertas. Circunstancia esta que han aprovechado algunos animales que, sin atisbar peligro, han decidido explorar el entorno urbano.

Un oso trepa por la fachada de un edificio de una localidad italiana y alcanza el primer piso. (Crédito: Facebook/lorenzoconcisindaco)

Uno de los últimos casos se ha producido en la localidad italiana de Calliano, un pequeño pueblo de menos de 2.000 habitantes en la provincia norteña de Trento. Cuando ya caía la noche, un oso se paseaba a sus anchas por el centro del municipio ante la incredulidad de las personas que observaban la estampa.

No contento con ello, trepó por la fachada de un edificio hasta alcanzar el balcón de la primera planta. En el interior se encontraba Luca Tezzele, un joven de 27 años de edad, mirando la televisión. Al escuchar ruidos en el exterior, acudió a ver qué pasaba y al encontrarse con un oso negro tratando de entrar a su vivienda a través del ventanal, se refugió en el dormitorio.

Los vecinos se asustaron y temían que la situación pudiera desembocar en un grave percance si lograba acceder al domicilio. Por este motivo, llamaron a los servicios de emergencias pero cuando estos se personaron en el lugar, el animal ya se había marchado.

El oso trató de acceder a la vivienda a través del ventanal pero no lo logró. (Crédito: Facebook/lorenzoconcisindaco)

Este tipo de osos, para fortuna de los pocos vecinos de Calliano que estaban en la calle, no es agresivo. Ni en el entorno rural ni en el urbano. Únicamente pueden llegar a atacar si se sienten amenazados o ven un peligro inminente para sus crías. Aunque desde luego, cualquiera se puede llevar un buen susto al ver a poca distancia a un animal de tal envergadura. 

Las imágenes han sido compartidas por el alcalde, Lorenzo Conci, a través de su perfil de Facebook. En la publicación, el regidor especifica que él se encontraba en el interior del coche que aparece en el vídeo y que pudo contemplar al animal a un escaso metro de distancia.

No es el único ejemplo de animales que han tomado las calles en un contexto poco habitual como es el actual. Hace algunas semanas se pudo avistar a varios jabalíes por Madrid y ayer varios pavos paseaban a plena luz del día por el centro de Sevilla.

Más historias que te pueden interesar: