La orina humana, una alternativa para fertilizar los campos

·2 min de lectura
Photo credit: Peter Dazeley - Getty Images
Photo credit: Peter Dazeley - Getty Images

La búsqueda de nuevas alternativas sostenibles está impulsando descubrimientos inesperados pero también esperanzadores. Así lo han hecho los científicos de la Universidad Paris-Saclay en un estudio supervisado por la Agencia de Medio Ambiente y Gestión de la Energía de Francia que refleja las posibilidades de emplear la orina humana como un fertilizante respetuoso con el medio ambiente pero también efectivo para la agricultura.

Uno de los mayores problemas para le medio ambiente de la ganadería extensiva son los purines, los deshechos de los animales que no pueden absorber por completo las tierras de cultivo y pasto. Aunque la creencia popular es que los desperdicios orgánicos son de los mejores fertilizantes, lo cierto es que sin un correcto tratamiento pueden ser especialmente ácidos y nocivos tanto para la superficie como para las capas inferiores.

Para superar estos inconvenientes, los expertos se han fijado en la orina humana porque sus nutrientes pueden ser empleados para la agricultura. Gracias a diferentes tratamientos "para estabilizar el nitrógeno, reducir el volumen, tratar los contaminantes o extraer los nutrientes" se podrían aprovechar estos nutrientes, según explica en la publicación académica Critical Reviews in Environmental Science and Technology la investigación liderada por Tristan M. P. Martin.

En el caso de la orina humana, los científicos han tratado de solventar varios problemas. En primer lugar, han observado que el reciclaje de las aguas residuales es "muy limitado", lo que supone un gran desperdicio en general. En segundo lugar, los expertos han trabajado en la orina como base para desarrollar fertilizantes para la agricultura gracias al nitrato de amonio que se encuentra entre sus elementos. Al combinar ambos objetivos han hallado una alternativa que puede ser utilizada como fertilizante.

Los científicos trabajaron con media docena de diferentes tecnologías y elementos combinados con una base de orina humana. En cada uno se probaba con diferentes componentes, pero en todos los casos se comprobó que su eficiencia "fue más alta que las de los purines", según los datos publicados en la revista científica 'Journal of Soil Science and Plant Nutrition'. Según los expertos, esto se debe a que el nitrógeno mineral en el líquido procedente del desperdicio humano es más alto y que a sus contaminantes son más bajos.

Photo credit: Peter Dazeley - Getty Images
Photo credit: Peter Dazeley - Getty Images

Un fertilizante estándar con una base de orina humana

Los expertos aseguran que la tecnología puede separar la orina como fuente principal para fabricar fertilizantes. Además, los potenciales tratamientos serían capaces de reducir la concentración de contaminantes al mismo tiempo que garantizarían la presencia de los nutrientes en un fertilizante estándar "que podría ser vendido a los agricultores", señalan los investigadores.

Según estos científicos, los fertilizantes con base de orina humana son "una alternativa interesante derivada de un recurso que actualmente es proporcionado por le medio ambiente". "Podrían ayudar a completar ciclos biogeoquímicos y a reducir el impacto de los sistemas de agricultura y de gestión de desperdicios humanos en el ambiente", valoran en sus conclusiones.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente