Cristina Pedroche nos deja locos con su disfraz para Halloween

El disfraz de Cristina Pedroche para Halloween. Patricia J. Garcinuno - Getty Images
El disfraz de Cristina Pedroche para Halloween. Patricia J. Garcinuno - Getty Images

La llegada de este viernes ha supuesto el inicio de un largo fin de semana lleno de sustos, disfraces y mucho terror. Durante estas semanas hemos buscado planes para hacer en Halloween, además de disfraces que den miedo y tutoriales de maquillajes originales. Las famosas nos suelen servir de inspiración para recrear sus trajes como el de bruja de Kylie Jenner o el de Romeo y Julieta que han llevado Brooklyn Beckham y Nicola Peltz. En el panorama nacional, una de las primeras famosas en disfrazarse ha sido Cristina Pedroche con una original idea.

La colaboradora de Zapeando ha aparecido este viernes en el plató disfrazada de María Antonieta tras ser decapitada. Posiblemente te estarás preguntando cómo es exactamente este disfraz. Con un 'look' propio del siglo XVIII, lo especial de este traje es que Cristina llevaba un busto sobre el hombro cuya cabeza era la de la propia presentadora rodeada de unas manos llenas de sangre. Eso sí, ha tenido que estar con la cabeza torcida durante todo el programa. Si todavía no lo visualizas, este es el disfraz en cuestión:

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

Por otro lado, el maquillaje de la colaboradora es fácil de recrear. Llevaba la cara blanca, las cejas finas, sangre en la barbilla y en el cuello, lentillas azules y un lunar en el pómulo. No cabe duda que el disfraz es de los más originales que hemos visto.

Tanto en el programa como en su publicación, lo más comentado ha sido un problema de vestuario que ha tenido Cristina: el pezón del busto se veía de vez en cuando porque la tela se bajaba. "La teta Pedroche, que te censuran", le ha avisado una fan en el 'post' y otros han admitido que el disfraz daba miedo: "Madre mía estás terrorífica 😂😂😍❤️".

VÍDEO: La dura rutina deportiva de Cristina Pedroche recuerda a un entrenamiento militar