Orgasmos que dan fiebre e impiden hablar o escribir

¿Se puede tener tan mala suerte? Pues sí, algunos hombres (solo les pasa a ellos) sufren una fuerte reacción alérgica a los orgasmos que les deja temporalmente incapacitados. Conoce este raro síndrome

Parece gripe pero en realidad, si los síntomas se presentan después del orgasmo, sufres una rara enfermedad post-orgásmica. (Foto: Getty)

Cada persona es un mundo y nunca se sabe cómo va a reaccionar después de haber tenido sexo. La mayoría de los hombres se dan la vuelta para dormir, las mujeres piden abrazos y mimos, algunas salen pitando de la cama al baño, otros muchos se encienden un pitillo… Hay quien ríe a mandíbula batiente o echa unas lagrimitas (no se sabe si de pena o alegría).

Las convulsiones y los estornudos son bastante comunes. Actos involuntarios que escapan a nuestro control, pequeñas llamadas de atención de nuestro organismo y del sistema nervioso. El dolor de cabeza o la ‘cefalea coital’ también es algo corriente. Lo que ya no lo es tanto es tener que pasar por una larga lista de molestias tales como fatiga, fiebre, diarrea, dolor de cabeza y muscular, e incluso no poder hablar, leer o escribir.

Esta rara afección afecta solo a los hombres (a unos doscientos en todo el mundo) y se llama Síndrome de Enfermedad Post Orgásmica (POIS). Descubierta en 2002 por el neurocientífico holandés Marcel Waldinger, director del Departamento de Neurosexología del Hospital de Leyenburg en La Haya (Holanda), las causas de su aparición no están del todo claras.

Por la vergüenza y la confusión que provocan los síntomas del POIS muchos hombres se abstienen de manifestarlo. Si le ves mala raro, pregúntale si se encuentra mal o si le pasa algo. (Foto: Getty)

Podría deberse a una liberación excesiva de dopamina, a los niveles de citocinas, a una atrofia del nervio vago o puede tratarse de una reacción alergia al propio semen. Una disfunción pituitaria o la deficiencia de testosterona también podrían estar relacionadas con el síndrome de la enfermedad post-orgásmica, según el informe de Waldinger.

Un equipo de investigadores de la Tulane University School of Medicine, en Estados Unidos, ha realizado una revisión de los estudios de este peculiar síndrome y concluyen que aunque la hipótesis de la alergia autoinmune es la más aceptada, la POIS es una condición rara que está infradiagnosticada. Por lo que reclaman más estudios para investigar la prevalencia, la fisiopatología y el tratamiento de esta condición debilitante.

Claves para saber si te está pasando a ti

Tras el orgasmo lo normal es tener la respiración entrecortada e incluso un ritmo cardíaco elevado, pero si tienes estos síntomas, ¡cuidado! No vale con tener un par de ellos, para que se considera POIS debes padecerlos en cascada y casi en su totalidad.

  1. Fatiga extrema
  2. Dificultades de memoria
  3. Problemas de concentración
  4. Debilidad de la musculatura
  5. Febre o sudoración extrema
  6. Congestión nasal y ardor en los ojos
  7. Diarrea
  8. Escalofríos
  9. Alteraciones del estado de ánimo, generalmente irritabilidad
  10. Discurso incoherente
Los estudios contradicen la idea de que las quejas tienen un causa psicológica y demuestran que una reacción autoalérgica al semen es la causa más probable. (Foto: Getty)

Esta sensación puede darse a los pocos segundos o media hora después al orgasmo. También puede aparecer a las pocas horas o hasta 48 horas después de la eyaculación. Su duración también es variable, desde varios días a una semana.

No duces en pedir ayuda médica, hablarlo con la pareja. No trates de ocultarlo y nada de automedicarse. Callarse siempre es un error y podría causarte frustración además de desembocar en conductas perjudiciales para ti y tu pareja como rehuir el sexo o fingir que has terminado para que no se repitan los síntomas.

También te puede interesar:

Poner la mente en blanco, la clave para llegar al orgasmo

El ‘resplandor’ sexual dura hasta dos días después de hacer el amor