La organización de Eurovisión descarta Ucrania como sede de la próxima edición del festival

·2 min de lectura
Sam Ryder, representante británico en Eurovisión credit:Bang Showbiz
Sam Ryder, representante británico en Eurovisión credit:Bang Showbiz

La Unión Europea de Radiodifusión ha revelado este viernes que, "con gran pesar", la celebración de la próxima edición del Festival de la Canción de Eurovisión no tendrá lugar en Ucrania, país que el pasado mayo se alzó con la victoria en el concurso y que, al mismo tiempo, sufre una cruenta invasión de su territorio por parte de las tropas rusas.

Tras confirmarse que el televoto había provocado un vuelco en el resultado para otorgar el triunfo a Kalush Orchestra, algunos operadores públicos del viejo continente, como Radio Televisión Española, se ofrecieron como candidatos a organizar el festival el año que viene, bajo la previsión de que Ucrania no estaría capacitada, por razones obvias, para afrontar semejante reto logístico.

Sin embargo, un desafiante Volodímir Zelenski, presidente ucraniano, declaró con premura que su país saldría victorioso del conflicto armado y que, para subrayar el simbolismo de su enérgica lucha por la libertad, su objetivo pasaba por que la asediada ciudad de Mariúpol albergara la competición. Sin embargo, la organización del festival ha rechazado finalmente que ese vaya a ser el caso.

"El festival de la Canción de Eurovisión es una de las producciones televisivas más complejas del mundo, con miles de personas trabajando en su preparación y otras miles asistiendo al evento. Se necesitan comenzar los trabajos con doce meses de antelación. Siguiendo un análisis objetivo, el Grupo de Referencia, órgano rector del concurso, ha concluido que con gran pesar, y dadas las actuales circunstancias, la televisión de Ucrania no puede garantizar las condiciones operativas y de seguridad que se requieren para organizar y producir el evento", reza un extracto del comunicado facilitado este viernes.

La decisión habría sentado como un jarro de agua fría a las autoridades ucranianas, que todavía no se han pronunciado en público sobre el "malestar" y la indignación que les habría producido esta noticia. Por otro lado, la UER ha confirmado que se ha puesto en contacto con la BBC británica para evaluar su "potencial" condición de organizadora, una idea razonable teniendo en cuenta que su candidato Sam Ryder obtuvo una meritoria segunda posición en la pasada edición del concurso.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente