Solo una oreja de una importante en la corrida de Victorino en Logroño

Agencia EFE
·2 min de lectura

Logroño, 22 nov (EFE).- El torero gaditano Octavio Chacón ha cortado este domingo una oreja en la última corrida de la Gira de la Reconstrucción, celebrada en la plaza de La Ribera de Logroño, un premio que no hace justicia a la importante corrida que lidió Victorino Martín.

Chacón se las vio en primer lugar con un toro noble pero gazapón y al que le costaba desplazarse. El gaditano lo entendió muy bien para llevarlo cosido a su muleta a base de temple. Siempre dando el medio pecho, con series con gusto y encaje, sobre todo por el pitón izquierdo, Chacón hilvanó una faena bien estructurada y muy compacta. El pinchazo previo a la estacada le hizo perder premio.

A su segundo, un gran toro, le movió muy bien las manos en el capote para lucir después al animal en la suerte de varas, poniéndolo siempre muy largo. Se empleó metiendo los riñones el de Victorino, que pronto esbozó también lo bien y lo largo que iba a desplazarse.

Por el derecho hubo momentos en la faena de mucha enjundia, pero lo mejor llegó al natural, con un toreo que aunó gusto, cadencia y relajo. Estocada eficaz y oreja para el gaditano en una labor muy bien medida.

El primero de Pinar también metió los riñones en la suerte de varas. El de Tobarra brindó al respetable una faena en la que se le vio por debajo de su oponente, que fue un toro de bandera, y con el que Pinar anduvo desdibujado.

En el que cerró plaza, mejoró la nota Pinar pero sin llegar tampoco a las cotas deseadas. Le pudo con el capote al brioso Victorino, con el que, tras dos puyazos, Ángel Otero se vio obligado a saludar tras el tercio de banderillas. Hubo también un prometedor inicio, con una serie larga por abajo, saliéndose hasta los medios.

Pinar parecía estar disfrutando, sobre todo por el izquierdo, por donde se relajó aunque sin que las series llegaran a salir lo limpias que debieron. Por el derecho surgió el toreo por abajo, y el toro respondió a la exigencia humillando en cada muletazo que trataba de pegarle el torero, que, tras fallar a espadas, recogió a última ovación de la gira y del casi seguro final temporada en España.

FICHA DEL FESTEJO.- Cuatro toros de Victorino Martín, todos aplaudidos de salida y en el arrastre. Noble y fijo el primero; bravo y codicioso el segundo; con gran fijeza el tercero, y noble y fijo el cuarto.

Octavio Chacón: ovación tras aviso y oreja.

Rubén Pinar: silencio tras aviso y ovación.

En cuadrillas, el banderillero Angel Otero saludó tras parear al cuarto de la tarde.

Entrada acorde con las medidas sanitarias establecidas por el confinamiento.

(c) Agencia EFE