Operación #Destápate19: luce tu piel sin complejos (aunque tengas psoriasis)

En verano, muchas personas con psoriasis deciden no ir a la playa o a la piscina por miedo o vergüenza. Si eres una de ellas… ¡deberías replanteártelo! Únete a la operación #Destápate19

Imagen ganadora de la edición Destápate15 de Acción Psoriasis que anima a mostrar la psoriasis con normalidad y optimismo.

Luchar contra el estigma y la discriminación que conlleva la psoriasis,supone implicar y empoderar al paciente y normalizar la enfermedad. Por eso desde hace 8 años la asociación Acción Psoriasis lleva a cabo iniciativas que ayudan a visibilizar la enfermedad. Este año, con la campaña #Destápate19 animan a los pacientes a publicar en sus redes sociales fotos de sus actividades veraniegas mostrando su piel.

De este modo pretenden combatir la inseguridad y el fuerte rechazo social que provoca la psoriasis debido al desconocimiento de la población sobre sus síntomas y características. De hecho, alrededor del 54 por ciento de pacientes con psoriasis padecen trastornos emocionales como ansiedad, depresión, alteración del sueño o disfunciones sexuales por el rechazo social que genera.

La psoriasis es un trastorno no contagioso que acelera el ciclo de crecimiento de las células de la piel y aparece en forma de parches rojos y elevados cubiertos de escamas blancas que pican, duelen y pueden resquebrajarse y sangrar. (Foto: Getty)

En este sentido, el dermatólogo, Dr. Miquel Ribera del Hospital Universitari Parc Taulí de Sabadell, afirma que “cualquier enfermedad de la piel te etiqueta socialmente, pero sobre todo la psoriasis. Por ello, es muy importante divulgar y transmitir mensajes contundentes acerca de la enfermedad, como por ejemplo que no es una enfermedad contagiosa y que se puede tratar y controlar.”

Según apunta Sandra Ros, psicóloga clínica del servicio de dermatología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, en Barcelona, “el primer paso es que los pacientes acepten la enfermedad, no la escondan y la normalicen”.

Así lo cree también Javier Sierra, enfermero y farmacéutico: “Lo mejor es externalizar los brotes, sacarlos del armario. Esta es mi piel y yo tengo que seguir haciendo mi vida normal”.

Lo que hay que saber

  • Actualmente, más de 125 millones de personas sufren psoriasis en el mundo, y más de un millón en España; entre un 20-30 por ciento de ellas desarrollan artritis psoriásica.

  • Es una enfermedad inflamatoria de la piel crónica con más de un millón de personas diagnosticadas.

  • Se caracteriza por la aparición de zonas de inflamación rojas con escamas que pueden afectar a cualquier parte del cuerpo, y no es contagiosa.

  • Puede aparecer a cualquier edad, aunque suele hacerlo con mayor frecuencia en dos momentos de la vida, entre los 20 y los 30 años y entre los 50 y los 60 años.

  • Se cree que el origen de la psoriasis se encuentra en un fallo del sistema inmune que provoca un reemplazo de las células de la epidermis cuatro veces mayor de lo habitual. Lo que da lugar al engrosamiento de la piel y la aparición de escamas rojizas y plateadas que causan picor y quemazón.

  • Tiene un cierto componente genético en la que las células de la piel llamadas ‘queratinocitos’ se reproducen mucho más rápido que las de una persona sin psoriasis y se acumulan formando unas placas enrojecidas, engrosadas y escamosas en la piel.

  • Suele afectar a las articulaciones, pero hay otros indicios como el dolor de espalda crónico (sobre todo durante la noche y que no desaparece con reposo) y la inflamación de los dedos o los tendones.

  • Las personas que la padecen pueden tener mayor riesgo de sufrir otras enfermedades como la diabetes, artritis psoriásica, enfermedades cardiovasculares y depresión, entre otras.

  • Es una enfermedad que se asocia a múltiples comorbilidades, es decir, otros trastornos asociados a la enfermedad principal, como por ejemplo, la alteración psicológica.

  • Aunque no existe cura, puede controlarse siguiendo el tratamiento adecuado, mejorando la autoestima y la calidad de vida de forma importante.

El tratamiento puede consistir en tópicos, fototerapia o medicamentos sistémicos por vía oral o en inyección o infusión. (Foto: Getty)

Qué piden los pacientes

A través de Janssen Pharmaceutical y Acción Psoriasis hemos conocido los testimonios de un grupo de pacientes que nos cuentan el impacto real de su enfermedad, lo que les preocupa, los retos que afrontan en su día a día y las medidas que contribuirían a mejorar su calidad de vida.

A pesar de tener psoriasis y artritis psoriásica, lo que le ha llevado a tener el 90 por ciento de sus articulaciones afectadas, Juan Hérnandez está convencido de que “si quieres lo puedes conseguir. La psoriasis y la artritis psoriásica no pueden limitarte en nada de lo que te propongas”. Para él lo más importante es el diagnóstico precoz, ya que en su caso tardó 5 años en saber lo que tenía.

La libertad de movimientos también es primordial para Patxi Uritz, fotógrafo y documentalista: “A mí la piel hace tiempo que no me importa. Tú lo que quieres es tener movilidad y hacer una vida normal”.

“Lo principal es poder encontrar un médico con el que estés segura. Al que le puedas hablar y contar cualquier cosa y que a ti te tranquilice”, añade Raquel, madre de un niño de 5 años afectado por la enfermedad.

Para Nerea Morán, de 23 años, lo importante es el autocuidado. “Como es una enfermedad que no es estética, si no que afecta a todo tu cuerpo, si te cuidas y tienes buenos hábitos, eso va a hacértelo todo más fácil”.

Antonio, periodista con artritis psoriásica, destaca la importancia de la empatía y la normalización. “Muchas veces el afectado de psoriasis tiene más quemazón interna o social que la que provoca la enfermedad en la piel”.

Fátima Rodríguez, una abogada que vive con psoriasis desde los 3 meses de edad, se resiste a quedarse en casa y anima a los afectados por la psoriasis a Salid al mundo. En España somos un millón de personas. Siempre vas a encontrar a alguien que te entienda”.

Por último, David Trigos, agente de seguros con psoriasis y artritis psoriásica desde su juventud señala que “además del manejo físico de la enfermedad, es importante el lado mental de la enfermedad, para poder controlar tanto las épocas buenas como las épocas malas”.

¿Y tú qué opinas? ¿Crees que se puede llevar una vida normal a pesar de psoriasis?

También puede interesarte:

Esto puede ser un indicio de psoriasis (y no tiene que ver con la piel)

La enfermedad reumática que (afecta por igual a hombres y mujeres) se 'cura' con yoga y música

El acné inverso o los golondrinos: cómo saber si ese grano (o bulto) es algo más

7 productos que debes evitar (en tu dieta) para lucir una piel sana