La opción favorita de cafeína de Mila Kunis y su menú diario crean sensación en redes

A diferencia de los tablas de ejercicios o algunos hábitos healthy, Mila Kunis ha demostrado que, en lo que se refiere al menú de las comida, cada casa es un mundo. Y es que la actriz ha detallado recientemente lo que come (ella y su familia) en un día habitual. Y si bien es cierto que Jennifer Aniston ya nos sorprendió cuando confirmo que no había día en que no comiera esta ensalada o el cheat meal de Adele, el menú de la familia Kunis…ha causado sensación.

La actriz de 39 años que convive con su pareja, Ashton Kutcher, y sus dos hijos revela que no tiene mucho tiempo para dedicarse a la cocina, es una “mamá ocupada” en Los Ángeles, la ciudad donde las entregas de batidos congelados y las bebidas gaseosas probióticas son parte del día a día… pero, sin embargo, la dieta que siguen los cuatro es muy, pero que muy, normal.

Y ¿cómo podemos afirmarlo?, te puedes estar preguntando. Pues muy fácil, la estrella de Cisne Negro ha revelado recientemente su menú a la revista Harper’s Bazaar, como parte de su serie Food Diaries y, la verdad, es bastante inspiradora. Toma nota:

Café

'Lo primero que tomó nada más despertarme es un buen vaso de café’. Sí, Kunis revela en el video que una dosis de cafeína es su prioridad cuando comienza el día.

Ella prefiere el 'café de goteo de la vieja escuela', con una crema de leche de avena con sabor a vainilla, que hace espuma. "Es maravilloso", dice ella.

Desayuno

Cuando se trata de comer, ella deja pasar un rato. "No como a primera hora", dice. "Tomo un café a las 6:30 am, llevo a los niños a la escuela, vuelvo a las 8:30 y, sobre las 9:30 o así, me preparo el desayuno” ¿En cuanto a su desayuno típico? A menudo, ella comienza degustando las sobras que sus hijos han dejado en la mesa (en efecto: la comida no se tira) antes de pasar a una buena tostada de aguacate.

"Tomo cualquier pan que tengamos. Tal vez, pan integral con nueces, pero el aguacate (recuerda cómo puedes evitar que se ponga negro) no falta, lo corto y me lo unto en las tostadas”.

Y eso no acaba ahí. Dependiendo de sus ganas y su tiempo, ella agrega más condimentos como huevos, salsas, hummus e, incluso, tzatziki.'

Almuerzo

Los horarios de grabación a veces instan a que sus almuerzos estén combinados con pedidos o con las propias sobras donde los batidos de proteínas no fallan.

"Recibo batidos congelados entregados a la casa", reveló. 'Les pongo proteína en polvo. Probablemente no sea saludable si eres dietista, pero a veces almuerzo un batido de proteínas".

Dinner

La actriz, que recientemente protagonizó la película de Netflix La chica más afortunada del mundo, dice que le gusta mezclar cosas para la cena y admite que cada noche es diferente.

"A veces hago un bowl night, en el que hay una base de ensalada y una base de cereales, como la quinoa, y algunas verduras; luego [su esposo y sus hijos] pueden hacer su propio bowl de verduras".

Asimismo, en su casa se come mucho pescado, porque Ashton y su hija son pescetarianas y les gusta comer a los cuatro juntos. "No cocino dos comidas separadas porque no soy un restaurante", dice. Por eso, el pescado y otros tipos de mariscos suelen triunfar en nuestro menú”.

Además de la entrega de batidos, Mila y su familia también tienen un servicio de entrega de cajas de comida dos veces por semana. Mientras que, por otro lado, la madre de Mila también suele pasarse a dejarles comida preparada como, por ejemplo, pescado ahumado, encurtidos y patatas. Sus caldos y su stroganoff de carne son deliciosos”, afirma Mila.

Asimismo, les encanta pedir comida para llevar. Eso sí, siempre y cuando sean alimentos que no sepan cocinar. "Me encanta pedir comida que no preparo", admite, "no hago sushi, tailandés o indio, así que puestos a pedir… qué venga esa comida”.

Sin embargo, la pizza es algo que hacen en casa: "Acabamos de comprar un horno de pizza, así que comenzamos a hacer pizza nosotros mismos: a mi esposo le encantan con champiñones, jalapeños, queso y salsa de tomate".

Postre

La actriz se declara golosa, y aunque ella y Ashton solo les permiten a sus hijos un poco de postre, la pareja asalta el congelador todas las noches.

"A los niños les dejamos comer un poco de algo dulce, después de la cena", dice, "luego se acuestan y yo y mi esposo abrimos el congelador y tomamos helado todas las noches, porque somos adultos", dice entre risas.

Bebidas

Por supuesto, los líquidos también importan. "Mi bebida preferida es el vino y el agua, porque tienes que mantenerte hidratado". Mila admite que a ella y al resto de la familia les encanta una bebida gaseosa prebiótica llamada Poppi que tampoco falta en casa.