Países de Oriente Medio censuran a 'Onward' de Pixar por hacer referencia a un personaje lésbico

Poco a poco, los estudios Disney han ido incluyendo representación de la comunidad LGBT en sus películas. Al menos de refilón, sin ser del todo directos, con referencias claras que permiten reconocerlos. El último en intentarlo es Onward, la película número 22 de Pixar que hace mención a un personaje lésbico. Sin embargo, a pesar de haber sido líder de la taquilla mundial en su primer fin de semana en cines, varios países de Medio Oriente la han censurado. Solo por una referencia.

© 2019 Disney/Pixar. All Rights Reserved.

Onward cuenta la aventura de dos hermanos que salen en busca de una piedra mágica que podría permitirles pasar un día con su padre fallecido cuando eran niños. La historia está inspirada en las propias vivencias del director quien perdió a su padre cuando todavía era un bebé, desarrollando una infancia influenciada por la imaginación de ese progenitor desconocido del que solo tenía fotos y una grabación de voz donde solo decía “Hola” y “Adiós”. La inclusión de la comunidad LGBT apenas ocurre en una secuencia entre dos personajes secundarios.

Se trata de la Oficial Specter, un ciclope morado, que durante una conversación con los protagonistas, Ian y Barley (disfrazados como el novio de su madre, el oficial Bronco), hablan sobre la tarea de ser padres y Specter dice que “no es fácil ser padre novato, la hija de mi novia me vuelve loca”. Como pueden comprobar, se trata de una frase que confirma la tendencia sexual del personaje haciendo que la comunidad LGBT celebre a Specter como el primer personaje abiertamente gay en la historia de Pixar.

Sin embargo, según informa Deadline, países como Kuwait, Omán, Qatar y Arabia Saudita han prohibido la exhibición de la cinta después de que los censores vieran la referencia. Recordemos que en territorios como Kuwait, la homosexualidad es un crimen que puede llevar a multas, latigazos y prisión, mientras que en Arabia Saudita y Qatar puede ser sentenciado a la pena de muerte. De momento, otros países de Medio Oriente como Bahréin, Líbano y Egipto la siguen proyectando mientras otros territorios como Rusia con tendencia a censurar referencias homosexuales en cines, cambió la frase en el doblaje reemplazando la palabra “novia” por “pareja” sin especificar el género.

De todos modos, Onward no es la primera película de Disney en sufrir los efectos de la censura. Sin ir más lejos, La Bella y la Bestia sufrió la misma suerte en Kuwait y Malasia por una escena vista como una referencia a la homosexualidad cuando LeFou (Josh Gad) demostraba su fascinación por Gastón (Luke Evans) imaginando un baile con otro hombre que apenas duraba 3 segundos.

A pesar de las referencias directas, los estudios Disney todavía están lejos de la representación absoluta. Si bien The Eternals de Marvel será la primera producción que contará con un superhéroe abiertamente homosexual, suelen recurrir a frases con pistas, escenas sugerentes como es el caso de LeFou -de quienes muchos esperábamos una referencia más directa- o a través de besos en la lejanía como hizo Star Wars: el ascenso de Skywalker. Tras prometer que tendría inclusión LGBT, el director JJ Abrams lo hizo con un beso entre dos mujeres al fondo de una escena. Tan en el fondo que si pestañeas te lo pierdes.

Lo nuevo de Pixar aterrizó en las salas de cine el pasado viernes, coronándose como la cinta más taquillera del fin de semana. Debido a la preocupación global por la propagación del coronavirus y el cierre de cines en países como China, Italia y Francia, entre otros, Onward no logró las mismas recaudaciones de éxitos anteriores del estudio y todavía está lejos de superar el presupuesto invertido. De momento ha cosechado 58 millones de euros ($67.1 millones) a nivel internacional (España aportó 1.5 millones), cuando tuvo un presupuesto estimado por IndieWire de entre los 86€ y 173€ millones ($100-$200 millones).

Más historias que te pueden interesar: