ONU preocupada por destino de princesa Latifa, hija del soberano de Dubai

·2 min de lectura
Foto difundida el 24 de diciembre de 2020 por la agencia de noticias WAM de la Princesa Latifa (izq) junto a la ex Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Mary Robinson, en Dubai

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos expresó el viernes su profunda preocupación por la suerte de la princesa Latifa, la hija del soberano de Dubai que dice que se la retiene contra su voluntad.

La ONU teme por su salud y no ha recibido ninguna prueba de vida reclamada desde hace varios meses.

"Estamos muy preocupados" por la suerte de Latifa y de su hermana Shamsa, dijo Marta Hurtado, portavoz de la Oficina del Alto Comisionado, interrogada durante una sesión informativa regular de la ONU en Ginebra.

Señaló que la Oficina del Alto Comisionado aún no había recibido "pruebas de vida".

La portavoz también informó de que se habían celebrado conversaciones entre la Oficina del Alto Comisionado y los representantes de los Emiratos Árabes Unidos en Ginebra, y que el principio de un encuentro había sido aprobado para evocar la suerte de la princesa Latifa y de su hermana, pero que aún no se había fijado fecha para el encuentro.

Las Naciones Unidas habían informado el 19 de febrero que pidieron a los Emiratos Árabes Unidos pruebas de vida de la princesa de 35 años, hija de Mohamed Bin Rached Al Maktum, dirigente del emirato de Dubai y primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos.

La joven había intentado en vano escapar en barco de este emirato del Golfo en 2018, antes de ser devuelta.

Sus familiares transmitieron videos en los que afirma que está encerrada en una "villa transformada en prisión" con ventanas condenadas y custodiada por policías. Dicen que no saben nada de ella.

Según la cadena pública británica BBC, los videos fueron filmados alrededor de un año después de su vano intento de fuga.

El mismo 19 de febrero, la embajada de los Emiratos Árabes Unidos en Londres emitió un comunicado en el que afirmaba que "su familia confirma que su Alteza es atendida en su casa, con el apoyo de su familiares y de profesionales de la salud. Su estado sigue mejorando y esperamos que reanude su vida pública a su debido tiempo".

Su hermana mayor, la princesa Shamsa, también había tratado de huir en agosto de 2000 mientras estaba de vacaciones en Inglaterra.

Según el relato de su hermana Latifa, la joven fue encontrada después de dos meses de fuga, "drogada", llevada a Dubai y "encerrada". Ahora tiene 39 años y desde entonces no la han vuelto a ver.

vog/ia/mab/eg

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente