La ONU pide que se investigue si Arabia Saudí hackeó el teléfono de Bezos

El CEO de Amazon, Jeff Bezos, habla durante su conferencia de prensa en el National Press Club en Washington, el jueves 19 de septiembre de 2019. (Foto AP / Pablo Martinez Monsivais)

El teléfono del fundador de Amazon (AMZN) y propietario del Washington Post, Jeff Bezos, fue hackeado después de recibir un archivo enviado desde una cuenta utilizada por el príncipe heredero Mohammed bin Salman, afirmaron el miércoles expertos de Naciones Unidas.

"La información que hemos recibido sugiere la posible participación del príncipe heredero en la vigilancia del Sr. Bezos, en un esfuerzo por influir, si no silenciar, el informe del Washington Post sobre Arabia Saudita", escribieron los expertos independientes Agnès Callamard, relatora especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, y David Kaye, relator especial de la ONU sobre la libertad de opinión y expresión, en una declaración el miércoles.

Los expertos pidieron una “investigación inmediata” a Estados Unidos y otros sobre la información que recibieron que indica que el teléfono de Bezos fue intervenido después de recibir un archivo de video MP4 de la cuenta de WhatsApp del príncipe heredero.

La información recibida, dijeron, reveló que a pocas horas de recibir un video de la cuenta de WhatsApp del príncipe saudí se produjo "un cambio anómalo y extremo de la conducta telefónica", con la transmisión de enormes cantidades de datos en los meses siguientes.

Las acusaciones también apuntan a un patrón de vigilancia dirigida de presuntos opositores y de importancia estratégica más amplia para las autoridades saudíes, según el informe, pertinentes "para la evaluación en curso de las denuncias sobre la participación del príncipe heredero en el asesinato del periodista saudí del Washington Post en 2018, Jamal Khashoggi.

"Las circunstancias y el momento del pirateo y la vigilancia de Bezos también refuerzan el apoyo a una mayor investigación por parte de Estados Unidos y otras autoridades pertinentes de las acusaciones de que el príncipe heredero ordenó, incitó o, como mínimo, estaba al tanto de la planificación, pero no pudo detener la misión que atacó fatalmente al Sr. Khashoggi en Estambul".

Arabia Saudí niega la acusación

El ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudí calificó de "absurdo" que el príncipe heredero haya estado implicado en una trama para hackear el teléfono del fundador de Amazon, tratando de atajar una disputa que podría dañar la reputación del reino.

"Creo que 'absurdo' es exactamente la palabra correcta", dijo a Reuters en una entrevista en Davos. "La idea de que el príncipe heredero piratee el teléfono de Jeff Bezos es absolutamente tonta".

No obstante, las acusaciones podrían dañar aún más las relaciones entre el magnate de la tecnología Bezos y Riad, y ponen en peligro la reputación del reino ante las potencias e inversores extranjeros.

El presunto ciberataque habría tenido lugar meses antes del asesinato en 2018 del periodista saudí Jamal Khashoggi, un feroz crítico del gobierno saudí y columnista del Washington Post, propiedad de Bezos.

Tras un juicio que duró un año, cinco personas fueron condenadas a muerte por el homicidio de Khashoggi. Sin embargo, los presuntos autores intelectuales fueron absueltos porque supuestamente "el asesinato no fue premeditado".

Artículo elaborado con información de AP, Bloomberg y Reuters.