Ona Carbonell vive en una casa preciosa con una gran terraza y vistas al mar

·4 min de lectura
Photo credit: Cortesía: Intermón / Ver campo texto
Photo credit: Cortesía: Intermón / Ver campo texto

Ona Carbonell es un referente del deporte olímpico español. Ha sido la flamante capitana del equipo nacional de natación sincronizada, incluidos los pasados Juegos Olímpicos de Tokio, y acaba de ser madre por segunda vez del pequeño Teo.

La extraordinaria progresión profesional de la nadadora catalana le ha llevado a colgarse del cuello 23 medallas y convertirse en la deportista con más laureles en la historia de los mundiales de natación.

Photo credit: Matt Roberts
Photo credit: Matt Roberts

La casa de Ona Carbonell está situada a escasos metros del mar, así que lo que más reconforta a la nadadora son las vistas al Mediterráneo y el olor de las buganvillas de su terraz, cuando abre cada mañana las ventanas de su casa.

El interiorismo de la vivienda es muy actual y con pinceladas en estilo Mediterráneo. Los ambientes han sido un proyecto del estudio Carlos Valls Arquitectura, que tuvo claro desde el primer momento que había que mantener el antiguo pavimento con baldosas hidráulicas, un revestimiento original con aire vintage.

La cocina es una de sus pasiones, más aún desde que se convirtió en la ganadora de la tercera edición MasterChef Celebrity, con la espectacular creación de vanguardia en la que incluyó muchas técnicas y que consistió en: consomé tibio de verduras, endivia con antas de rana y una sopa de pepino con crema de cardamomo.

Photo credit: Gema Checa/HEARST
Photo credit: Gema Checa/HEARST

En este concurso popular concurso de cocina, Ona reafirmó su amistad con la cocinera e influencer Samantha Vallejo-Nágera, con la que comparte la inquietud por ayudar en causas solidarias.

En casa, Ona Carbonell tiene una cocina muy práctica, con una distribución en forma de L, con encimera en madera oscura y muebles panelados en blanco.

La nadadora sigue practicando todo lo aprendido en MasterChefy elabora recetas tan ricas como esta tortilla japonesa en sartén tamagoyaki, ¿te animas a cocinar con ella?

Quizá prefieras hacer esta suculenta pizza.

La mejor forma de disfrutar de la lactancia es encontrar un rincón cómodo y tranquilo en casa. Ona Carbonell ha optado por esta cómoda butaca, con estructura de madera y tapizada en cuero blanco, para dar el pecho a u hijo e iniciarle en el placer de la lectura, por eso ha elegido una lámpara con luz led, pie metálico y brazo extensible.

Junto a este asiento, se encuentra el comedor de la casa, con capacidad para seis personas, equipado con una mesa con tapa blanca y sillas ergonómicas en estilo nórdico.

El salón tiene una zona de asientos, que se compone de un sofá de tres plazas, tapizado en cuero, y una chaise longue, que ha vestido con cojines en vivos colores.

Ona Carbonell decoró el dormitorio de su hijo Kai de forma muy práctico. Eligió tonos naturales para potenciar la luminosidad de esta habitación con vistas al mar.

Ya vimos que la deportista olímpica había utilizado con Kai una cuna evolutiva, de la firma Stokke, y un cambiador, ambos lacados en blanco, que seguro que heredará el pequeño Teo. El espacio se completa con un sofá-cama individual y una mecedora para que el bebé descanse entre las tomas.


Es estupenda la opción para ocultar los armarios, con este bonito frontal bicolor, en blanco y madera. La alfombra, en tono crudo y con topitos de colores, hace más agradable el tacto de la pisada para los niños.

El dormitorio principal recuerda el ambiente marinero, ya que ha elegido la gama de azules para decorarlo, tanto en el cabecero, como en los textiles para vestir la cama.

El baño favorito de Ona Carbonell cuenta con una ventana ojo de buey que le conecta con el exterior, un lavabo con dispensador de jabón de manos integrado y el grifo encastrado en la pared. La ducha tiene un gran rociador de lluvia unido a la pared.

La terraza es un rincón muy especial. Está llena de plantas de hoja verde y macetas con flores y tiene una zona de comedor con muebles de madera y sillas plegables.

La familia de la nadadora la completan dos perros, que disfrutan mucho de la zona exterior de la vivienda.

Ona y Kai disfrutan en el exterior de la luz del Mediterráneo y nos muestran las puertas venecianas o mallorquinas pintadas en verde.

Le encantan las plantas en macetas colgantes, pero también las especies trepadoras para decorar la pared, como se observa en este rinconcito que ha completado con un conjunto de mesa y sillas, en hierro fundido y con de estética retro.

La casa de la capitana del equipo nacional de natación sincronizada tiene muchos recuerdos de su vida deportiva, pero también de la faceta más reconfortante para Ona, la de madre.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente