Omar Montes, de príncipe del pueblo a villano tras saltarse las normas de manera reincidente en la pandemia

Anna Sanchez
·4 min de lectura
Omar Montes pose for the photographers prior to the Odeon Music Awards gala at the Royal Theater in Madrid, Spain, 20 January 2020. The Odeon awards honor the best Spanish albums and singers of the previous year (Photo by Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)
Omar Montes sigue sin respetar las normas sanitarias de la pandemia(Photo by Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)

Desde luego si alguien se ha saltado en repetidas ocasiones las medidas de seguridad ante el coronavirus, este ha sido Omar Montes. El cantante ha visto como su imagen se ha deteriorado durante la pandemia por su comportamiento cada vez más irresponsable.

Cuando el joven ganó ‘Supervivientes’ lo hizo (además de por el apoyo de las ‘pantojistas’) porqué llegó al corazón de la gente. Con su humildad, sus “te camelo” y su carita de niño bueno incluso cuando hacía alguna fechoría, se metió a la audiencia en el bolsillo.

Omar salió en televisión mostrando el humilde piso en el que residía junto a su abuela y su hijo dónde, además, fue víctima de un robo. Todas estas noticias y su actitud campechana le convirtieron en el “príncipe del pueblo” una especie de versión masculina de Belén Esteban pero que también gustaba a los jóvenes gracias a su música.

Sin embargo la imagen mediática de Montes ha caído en picado desde que la Covid-19 llegó y él se pasó las medidas sanitarias por el forro. ¿Su última trastada? pues asistir a una fiesta de influencers en Marbella que la policía tuvo que desmantelar.

Eran unas cuarenta personas celebrando una fiesta tan tranquilos sin ningún tipo de EPI de seguridad anti-Covid. En el sarao’ marbellí se estaría grabando el videoclip de Omar Montes pero, evidentemente, cuando la policía fue alertada les cerraron el tinglado no sin antes levantar 23 actas por el incumplimiento de las medidas sanitarias.

Lo tenían todo: exceso de aforo, incumplimiento de la distancia de seguridad y, obviamente, no llevaban mascarillas. Ahora Omar y el resto de asistentes se enfrentan a una sanción que, de ser leve va de 100 a 3.000 euros de multa mientras que si se considera grave, puede llegar hasta los 60.000€.

No es la primera vez que Omar protagoniza una noticia así de bochornosa y es que él debería tener doble obligación ante la pandemia que tantas muertes causa, la primera como ciudadano y la segunda como personaje popular.

Parece que el chico malo gana al papelón de niño bueno que nos vendió en ‘Supervivientes’ y es que el pasado año, cuando él acudió a entregarle el cheque a Jorge, el nuevo ganador, ya se saltó las medidas del Estado de Alarma abrazando al concursante cuando creyó que las cámaras estaban apagadas.

El abrazo de Omar a Jorge cuando pensaba que no le grababan (Telecinco)
El abrazo de Omar a Jorge cuando pensaba que no le grababan (Telecinco)
Las stories de Omar en la fiesta de Supervivientes (IG:  omarmontesofficial)
Las stories de Omar en la fiesta de Supervivientes (IG: omarmontesofficial)

Aquel perjudicial abrazo tuvo lugar en junio y el cantante ni siquiera pidió perdón, pero es que no contento con esto, horas después subió unas stories con todos los concursantes del reality show de Telecinco, de fiesta final y sin mascarillas, guantes ni distancia de seguridad.

Fue tal el aluvión de críticas que en esta segunda ocasión sí se disculpó públicamente pero, una vez más, se trataba de un papel de cara al escaparate mediático porque, solo un mes después, en julio, fue cancelado su concierto por negarse a llevar mascarilla.

Ojo, que en el concierto de Fuengirola no se le pidió que cantara con la boca tapada como él quiso insinuar a posteriori sino que se le pedía que llevase mascarilla en un acto previo de carácter solidario y tanto él como su séquito, se negaron.

Pasando el verano nos plantamos en septiembre donde el príncipe (caído) del pueblo se metió en una pelea grupal que le dejó con la cara completamente ensangrentada y, oh adivinad, ¡mientras se repartían patadas y puñetazos nadie llevaba mascarilla!

Parece que Omar se niega a entender la gravedad de esta pandemia y sus necesarias medidas sanitarias para la seguridad de toda la población. El chico tiene dinero y, por lo visto, debe ir pagando multas a diestro y siniestro pero, ¿y la parte humana? ¿y su ética?

Desde luego, a juzgar por su evolución personal respecto a la Covid-19, se dejó todo lo que tenía de buen niño en Honduras hace ya dos años y eso, desde luego, le pasa factura a su imagen pública aunque algunos adolescentes rebeldes se sientan identificados y quieran imitarle que eso es lo más grave de todo.

Más historias que te pueden interesar

Se filtra un vídeo de Omar Montes con la cara ensangrentada en una pelea callejera y el cantante abandona las redes

Omar Montes no lleva mascarilla a un evento y cancelan su show

Omar Montes cuelga vídeos y llueven críticas a ‘Supervivientes'