Omar Montes, 'el chico malo' de la música 'se gana' un documental como si fuera Nicky Jam

·11 min de lectura

Cuando en 2018 conocimos a Omar Montes en GH VIP 6, pocos se imaginaban que apenas tres años después, el joven de Pan Bendito iba ser protagonista de uno de los documentales de Amazon Prime Video, plataforma que ha llevado a la pequeña pantalla la vida de algunos personajes conocidos a nivel internacional por su trayectoria profesional de varias décadas como Sergio Ramos. El chico humilde que nos conquistó con expresiones como 'te como el corazón' o 'me da la vida mártir' y que en ese momento era novio de Isa P (aka Chabelita), ha vivido intensamente este periodo y también ha protagonizado más de una polémica en los útlimos tiempos, un 'totum revolutum' que le ha hecho merecedor de una docuserie al más puro estilo Rocío: contar la verdad para seguir viva pero que en su caso se titulará El principito es Omar Montes.

Omar Montes pose for the photographers prior to the Odeon Music Awards gala at the Royal Theater in Madrid, Spain, 20 January 2020. The Odeon awards honor the best Spanish albums and singers of the previous year (Photo by Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)
Omar Montes pose for the photographers prior to the Odeon Music Awards gala at the Royal Theater in Madrid, Spain, 20 January 2020. The Odeon awards honor the best Spanish albums and singers of the previous year (Photo by Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)

Es cierto que la grabación de este documental, que tendrá cuatro capítulos, ha sorprendido a muchos, ya que Omar Montes es un tipo simpático, que se ha hecho a sí mismo y que en solo tres años ha logrado varios discos de oro y platino y hasta ha sido el cantante español más escuchado en Spotify en 2020, que habla sin tapujos de cómo vivió su infancia y de los collares de oro que hoy lleva colgados al cuello, pero ¿de verdad tiene una vida tan apasionante como para ser protagonista de varias horas de televisión contando sus 33 años de existencia? ¿Es Omar Montes el Nicky Jam español -salvando las distancias, claro-, artista de fama internacional y también protagonista de un documental de este estilo?

Dicen que en esta serie, Omar se enfrentará a 'sus fantasmas' y a cómo afronta su futuro como artista, y muy probablemente también hablará de las polémicas a las que se ha tenido que enfrentar en los últimos meses, porque otra cosa no, pero Montes no huye de las preguntas incluso si pudieran ser incómodas. Porque Omar está curtido por la vida y ha superado muchos obstáculos para llegar alto. “Yo era el niño con más mp3 del barrio. Solo de robar”, dijo en una entrevista en el diario El Mundo que nos hace entender cómo fue su infancia. Nació en el humilde barrio madrileño (y ciertamente conflictivo) de Pan Bendito y nunca nadó en la abundancia, más bien todo lo contrario. Sus padres se separaron siendo él un bebé y creció al lado de su abuela Mari Ángeles, su gran apoyo y referente vital.

Pese a los esfuerzos de su abuela por alejarle de las malas compañías, no siempre lo consiguió y el pequeño Omar acompañó supuestamente en alguna ocasión a sus amigos mayores a robar joyerías mientras él se quedaba vigilando por si llegaba la policía. Tampoco en el colegio lo tuvo fácil y sufrió insultos racistas por sus orígenes árabes y gitanos. “Moro de mierda”, “gitano” o “asqueroso”, eran sólo algunos de los insultos que tuvo que escuchar, pero él se defendía (cuando iban solos, claro) y no se quedaba con las manos en los bolsillos aguantando el chaparrón. Él mismo ha contado que en algún momento llegó a pasar hambre y que no tenía ni merienda muchos días para el patio del colegio. 

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Ya entrado en la adolescencia, la cosa no mejoró y fue un joven conflictivo y difícil. Conoció a Nuria Hidalgo, una chica de su barrio, y con ella tuvo a su hijo Omar Jr después de seis años de relación. Pero la situación no era buena y, según dijo años después, tuvo que coger pañales y potitos para su hijo en el supermercado sin pagarlos porque no tenía un duro para hacerlo. Afortunadamente, el chico malo reaccionó a tiempo y se dio cuenta de que si seguía así terminaría en prisión, algo que no podía hacerle ni a su abuela ni a su hijo. Por suerte nunca probó las drogas ni el alcohol y huyó de todo eso como alma que lleva el diablo ya que había visto a muchos vecinos morir por esa problemática. Empezó a trabajar como portero de discoteca en Chueca y cayó en el mundo el boxeo. Empezó a pelear de forma profesional en 2011 y llegó a ser campeón de España de los pesos Wélter, con más de 100 peleas a sus espaldas. Cuatro años más tarde participó en el Campeonato de Europa de Full Contact, donde perdió un encuentro con el boxeador David González. Él dice que le robaron el campeonato y fue entonces cuando decidió retirarse para siempre.

Probó suerte en televisión como pretendiente en Mujeres y Hombres y Viceversa en 2011 y en 2015 sacó su primera canción. Su abuela siempre le dijo que tenía arte para dar y regalar y ella le animó a intentar hacerse un hueco en la música. Pero el gran salto lo daba en 2018 cuando se supo que era el novio de Chabelita, la hija menor de Isabel Pantoja, y media España se enamoró de ese joven de mirada picarona, expresiones de barrio y un gracejo que le convirtieron en todo un personaje televisivo. Con Isa P entró a GH VIP 6, luego se 'separaron' porque ella tonteó con su compañero en Guadalix, Asraf, y él la dejó en directo. Pero ahí ya había nacido una estrella mediática. Aprovechó bien el tirón que dar salir con la hija de la tonadillera, que además dicen que le adora, y sacó varias canciones como Así, así, Fuego y Mamá.

El empujó final lo obtuvo participando en Supervivientes 2019, donde coincidió con su ex suegra Isabel Pantoja. En el concurso se hizo con el primer puesto y con los 200.000 euros y su fama creció como la espuma. Se centró en la música. Lanzó el remix La rubia junto a La Nueva Escuela, canción que consiguió ser disco de platino y mantenerse en las listas de éxitos durante varias semanas. Luego llegó un tema junto a Bad Gyal, Alocao, que se mantuvo número 1 en las listas de éxitos durante semanas y que recibió cuatro discos de platino; y llegaron muchos más éxitos y colaboraciones con artistas como Abraham Mateo. 

Dos años de éxitos y más de una polémica 

Pero no todo es superación y éxito en los últimos años de Omar Montes. La primera polémica a la que tuvo que hacer frente fue con su ex pareja y madre de su hijo. Al ver el alto nivel de vida del artista (en El Programa de Ana Rosa contó que podría cobrar 12.000 euros por concierto y, supuestamente, 20.000 por actuaciones privadas), que presume en sus redes de Ferraris, collares de oro y prendas de firmas de lujo (aunque sigue viviendo, dice, en su casa de Carabanchel), la joven le solicitó una pensión más elevada para el pequeño y Omar no pudo verle durante algunas semanas. En el desaparecido programa Cazamariposas, Omar confesaba sentirse muy mal por esa situación: "Con esto que me están haciendo me han dejado mucho que desear, la aprecio mucho y esto me ha dolido un montón". Pero todo terminó bien y las aguas volvieron a su cauce.  

Y es que son muchos los que, tal vez por envidia, han tratado de perjudicar su imagen pública. En 2019, un fan acusó al cantante de haberle supuestamente tratado de malas maneras. Fue Omar el que aclaró sin tapujos lo sucedido para dejar claro que no había pasado nada de lo que se decía. “Se saltó la seguridad y vino corriendo diciendo no sé qué de Chabelita y me dio dos collejas, si miras el vídeo lo verás, y la patata se me cae al suelo”, explicó entrando en directo por teléfono en Sálvame.

Pero como sucede en la historia de muchos artistas que han conquistado medio mundo, las polémicas al final solo consiguen agrandar la leyenda y aumentar la fama. Y en el caso de Omar también ha pasado algo similar. En septiembre de 2020 se filtraban unas imágenes de una supuesta pelea callejera en la que aparecía el cantante y que terminaron siendo trending topic y virales en pocas horas en España. Se podía ver al artista dando golpes supuestamente a otro joven y tenía el rostro con sangre. Omar no explicó entonces qué significaba ese video y desapareció de las redes sociales. En ese momento, la reportera Adriana Dorronsoro comentaba en El Programa de Ana Rosa: "El chico que sale de amarillo en el vídeo es otro cantante y, aunque su entorno no me ha dicho nada para que se siga hablando, yo os confirmo que es todo un teatro para que se hable de él", dando a entender que era un plan de marketing de cara al lanzamiento de su nuevo single. 

Un par de días después se aclaró que el video filtrado era solo parte del videoclip de No puedo amar y que él no tuvo nada que ver con la supuesta filtración maliciosa que le hizo mucho daño a nivel personal. "La mala propaganda que me han hecho de la famosa pelea verdaderamente me ha venido bien. Es un vídeo que filtró una página de Internet y que desvelaba la historia del clip pero, al final, no me ha ido nada mal porque está siendo una buena promoción", decía Omar en La Vanguardia. "¡Yo no tengo nada que ver! La página que filtró el vídeo no lo hizo para fastidiarme, es un site de información de artistas e informaron de ello porque se pensaban que me había peleado en serio. Después vinieron los medios de comunicación que, en vez de preguntar y contrastar, dieron la noticia asegurando que soy agresivo, homófobo y no sé cuantas barbaridades más. Pues nada de eso señores, ¡solo era una clip!", añadía muy dolido por el daño que se había causado a su familia y comentando además que su tema llevaba más de un millón de visualizaciones en YouTube en apenas unas horas.

Los 'líos' de Omar en plena pandemia

En junio de 2020, Omar Montes tuvo que salir a pedir disculpas tras publicarse que había acudido a una fiesta con más de un centenar de personas cuando estaban prohibidas las reuniones de más de 15 personas (y encima lo había publicado en sus redes). Pocas semanas después, Omar protagonizó otra noticia negativa sobre él en época de pandemia. Según el centro Marenostrum de Fuengirola, habían tenido que cancelar su actuación "por, supuestamente, no ponerse mascarilla" en un acto benéfico previo. Omar dijo que la cancelación se dio porque no se vendieron las entradas que se esperaban. "Ahora resulta que me ha dicho que han cancelado el evento por mi culpa y la realidad es que no han vendido suficientes entradas, no podían hacer frente a los gastos y no han hecho una buen promoción... Me están acusando a mí. ¡Sois unos sinvergüenzas! Encima que he venido desde Madrid y he dejado a mi abuela sola que está enferma...", decía muy enfadado el de Pan Bendito. "¿Cómo voy a decir que voy a un sitio a donar dinero y hacer una buena acción... y luego digo que no me quiero poner mascarilla? ¿Soy gilipollas?", comentaba en Todo es mentira.

En noviembre, el cantante volvía a estar en el punto de mira. Los medios aseguraron que Montes había asistido a una fiesta en Marbella durante cuatro días junto a otros influencers y famosos saltándose supuestamente las normas sanitarias por el coronavirus. Tal y como aseguraba la organización del evento, el recinto estaría perfectamente desinfectado y todos los asistentes deberían presentar una PCR antes de entrar. Pero la polémica estaba servida pocos días después y la fiesta no fue como se esperaba. La policía desalojó la villa marbellí e impuso, según ABC, "23 actas de incumplimiento de las medidas sanitarias establecidas para combatir la Covid-19", como la ausencia de mascarillas y el exceso de aforo establecido en seis personas. Además, parece que allí había gente de otras regiones y Málaga tenía entonces cierre perimetral. Montes dijo que él no estaba allí en el momento del desalojo. 

Y otra más para engrosar 'la leyenda' de 'El principito'. En las pasadas navidades, Montes asistió como uno de los Reyes Magos a un Centro Comercial de Marbella. Se había dicho que el evento sería privado y sin público y que solo sería transmitido a través de las redes sociales. Pero nada más lejos de la realidad porque todo se desbordó, se llenó de fans que querían verle a él y a Kiko Rivera, Luis Rollán y Fani Carbajo (La isla de las tentaciones) -los otros dos Magos- que no mantuvieron las distancias de seguridad e hicieron que interviniera la policía de nuevo. "Se suponía que iba a haber veinte niños. Nos dijeron que iban a cerrar el centro comercial, pero había gente que estaba comprando, y cuando nos vio la gente, fliparon", afirmó Omar sobre este suceso.

Sea como fuere, Omar Montes está en boca de muchos por su música, nadie le quita el mérito de haber conseguido su sueño, pero también por las supuestas polémicas que le rodean. Ahora su leyenda vuelve a estar a la altura de los grandes artistas de música latina como Daddy Yankee o Nicky Jam y tendrá su propio documental en el que contará con pelos y señales su vida, obra y milagros. ¿Descubriremos algo del madrileño que aún no ha salido a la luz?

Más historias que te pueden interesar: 

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente