Olvídate de la Viagra: mira lo que le pasa al pene al aumentar la temperatura corporal

Un dispositivo revolucionario ayuda a tener erecciones completas y duraderas

Alrededor del 40 por ciento de los hombres que tienen entre 40 y 70 años presentan algún nivel de disfunción eréctil, y entre ellos, un tercio no responde a medicamentos como la Viagra.

Un nuevo ‘aliado masculino’ consigue reproducir la erección como si se tratase del órgano natural. (Foto: Getty Images)

Por eso, este descubrimiento arroja nuevas esperanzas a todos ellos (y a sus posibles parejas sexuales). Se trata de un pene biónico, que sus diseñadores dan a conocer en ‘Urology’, y consiste en una prótesis que permanece flácida cuando se encuentra a la temperatura corporal normal, pero que se expande cuando se somete al calor, propiciando la erección.

Fabricado por un grupo de investigadores de las universidades de Northwestern y Southern Illinois (Estados Unidos), a partir de una aleación de níquel y titanio , este ‘pene biónico’ mide 19 centímetros de largo por 1.10 de diámetro exterior.

De momento, según publica ScienceAlert, es un prototipo que solo ha sido probado en animales, pero se espera que esté disponible para el hombre con disfunción eréctil en el plazo máximo de una década.

¡Tranquilo! Cuando llegue el momento estarás a punto con este implante inteligente.
(Foto: Getty Images)

La clave de este revolucionario implante reside en el nitinol, un material inteligente muy elástico y que reacciona y cambia ante ciertos estímulos externos. En concreto, se activa con la temperatura corporal en un rango que oscila entre los 0 y los 42 grados centígrados, escogido este último valor porque cubre hasta cinco grados más de la temperatura normal del ser humano en reposo.

Para colocarlo bastaría con un sencilla intervención, ya que su diseño flexible en forma de espiral metálica enrollable permite implantarlo en el pene sin necesidad de grandes cirugías. En el siguiente vídeo se muestra como se expande tras calentarse, y como retorna poco a poco a su estado original cuando se enfría.

Los creadores del dispositivo están desarrollando un mando a distancia que envíe ondas al pene para aumentar su temperatura unos pocos grados por encima de la corporal, de forma que se expanda y ayude al paciente a tener erecciones completas y duraderas.

De acuerdo con Brian Le, urólogo de la Universidad de Wisconsin-Madison y uno de los autores del trabajo, este implante puede llegar al mercado en un plazo de cinco a diez años, y convertirse en una alternativa a los tratamientos tradicionales contra la impotencia, entre ellos los implantes inflables.

Bien mirado no sé qué sera mejor si tomarse la pastilla azul, darle a un botón para que la cosa se infle como un globo o sentir un tremendo calentón para que la cosa se venga arriba, ¿tú con qué opción te quedarías?

También te puede interesar: 

¿No tienes ganas? La culpa no es de la píldora

¡Relájate hombre! Ser tan perfeccionista (y mandón) es malo para tu vida sexual