Olivia Palermo demuestra que los vaqueros pitillo favorecen a todas las siluetas y no pasan de moda

Photo credit: Christian Vierig - Getty Images
Photo credit: Christian Vierig - Getty Images

Tras varias temporadas en un segundo plano, el pantalón vaquero pitillo o skinny vuelve a ser una prenda a tener en cuenta. O así lo ha querido demostrar Olivia Palermo. El éxito de las siluetas holgadas, como ejemplo el éxito reciente de los jeans bordados de Loewe, de aquellos con doble cintura o de los bautizados como vaqueros globo o slouchy hacía presagiar que un año más este tipo de diseños denim ajustados no contarían con espacio en nuestro armario. Pero nada más lejos de la realidad.

La it girl neoyorquina ha confiado de nuevo en esta clásica silueta para acudir a Milan Fashion Week, la cita por excelencia de la moda italiana que desde el pasado lunes centra toda nuestra atención. Una apuesta para muchos inesperada que ha logrado que los vaqueros que reinaron durante la década pasada vuelvan a llamar nuestra atención.

Olivia Palermo ha elegido jeans pitillo en azul claro, blusa blanca con detalle bordado en el cuello, americana estructurada de pata de gallo y zapatos con tacón sensato para un perfecto look working girl. Una fórmula efectiva para el día a día con la que la socialité ha vuelto a demostrar su habilidad para brillar sin esfuerzo con looks repletos de básicos.

De talle alto, delicado tono azul y deshilachado en la parte inferior, este pantalón vaquero por el que se ha decantado Palermo se adapta perfectamente a su silueta y logra un efecto visual muy favorecedor. Además, la neoyorquina ha optado por tonos neutros para el resto de prendas y complementos lo que consigue dejar mayor protagonismo a los tejanos.

Y no solo Olivia Palermo, las firmas de moda también han apostado por este tipo de pantalones vaqueros ajustados de cara a la temporada otoñal que acaba de dar comienzo con el objetivo de revalidar un reinado que parecía imposible. En tonos oscuros, con estampados, detalles de joyas o formas llamativas, la gama de skinny se ha multiplicado pero el resultado es el mismo: un vaquero que se adapta a la perfección a todo tipo de cuerpos.