Olivia Newton John y su hartazgo con las críticas sobre la supuesta homofobia y sexismo de 'Grease'

Cine 54
·4 min de lectura

A la generación ‘woke’ no le gusta Grease, el clásico generacional que lleva décadas dejando su huella en la memoria de miles de cinéfilos del mundo. Los jóvenes defensores de la ola del revisionismo histórico tachan al musical de “racista, homófobo y slut-shaming” (un término inglés que resume el acto de avergonzar a un personaje femenino tachándolo de promiscuo).

Y a Olivia Newton John no le causa ni pizca de gracia.

Grease (RadialRP, Gtres)
Grease (RadialRP, Gtres)

Si bien ya no es tan habitual encontrarnos la historia de amor de Sandy y Danny en canales en abierto como lo era hace unos años (en España la pueden encontrar en Prime Video), fue una de las reposiciones que la televisión británica aprovechó durante las pasadas Navidades. Y lo que en otros años hubiera provocado risas, burlas y hasta acompañamiento musical desde el salón de casa, en plena era de la cultura de la cancelación la respuesta fue completamente diferente.

Al verla en la BBC, la ‘generación Woke’ respondió con críticas de todo tipo en redes sociales, tachando a la película de sexista, racista, homófoba y slut-shaming. Y sin quedarse lo suficientemente a gusto, se quejaron también de que era demasiado blanca”, misógina y rapey (otro término para definir algo sexualmente inapropiado o agresivo que provoca incomodidad).

Y ni corta ni perezosa, su protagonista les ha respondido.

Después de acaparar titulares al sentenciar que no piensa darse la vacuna de la Covid-19 a pesar de ser paciente de riesgo tras llevar varios años luchando contra el cáncer, Olivia Newton John vuelve a la palestra pero en esta ocasión para defender su legado cinematográfico.

Durante su aparición en el podcast A life is greatness, la cantante y actriz de 72 años arremetió tachando a las críticas de tontas. “Me parece un poco tonto. Es decir, esta película se hizo en los 70s y transcurre en los 50s” dijo sin pelos en la lengua. Era una obra teatral, es un musical, es divertida. Es una película musical graciosa para no tomarse tan en serio” añadía.

Y para rematar se dirigió a la ‘generación woke’ diciendo que la gente se está tomando la cultura popular “demasiado en serio” estos días.

Necesitamos relajarnos un poquito y disfrutar las cosas por lo que son. Yo no la vi de esa manera para nada, pienso que es una película divertida que entretiene a la gente”.

Es probable que muchos de los críticos que volcaron su rechazo en redes sociales formen parte de una generación reciente que desconoce la película y su relación con la historia del cine y cinéfilos del mundo. Y, por ende, reaccionaran con ojos de ahora. Una de las escenas que causaron más quejas en Twitter fue cuando el amigo de Danny, Putzie, se coloca debajo de unas butacas para observar el interior de las faldas de un par de chicas del instituto. Otra fue cuando Sandy se quita su imagen de chica buena para meterse en ropa ajustada de PVC fumando un cigarrillo con la intención de impresionar a Danny con su cambio radical.

Otros se quejaron de que la letra de Summer Nights diga “Did she put up a fight?”, que se traduciría como “¿Se resistió?”, cuando Danny cuenta cómo sedujo a Sandy.

Grease es demasiado sexista y extremadamente blanca y debería ser prohibida de la pantalla. Es casi 2021 después de todo” escribía un tuitero. “Grease es mala en tantos niveles y ese mensaje es pura misoginia” escribía otro (vía Daily Mail). “Grease es la pieza sexista de mierda más grande” añadía otro.

Resulta que Grease es en realidad bastante rapey” tuiteaba otro espectador enfadado.

Fíjense cómo han cambiado las cosas que en 1978 la película llegó a los cines con una calificación PG (para todas las edades pero sugiriendo la supervisión de un adulto en el caso de menores). Y no por “sexiso” o “homofobia”, sion por su lenguaje.

Y sí, fue un éxito de taquilla mundial cosechando $366 millones sobre un presupuesto de $6 millones. Evidentemente, y al igual que Lo que el viento se llevó o las películas infantiles que Disney+ acaba de bloquear en los perfiles de niños menores de 7 años por sus referencias racistas, Grease es una película para verla con los ojos de su era.

Más historias que te pueden interesar: