Olivia Newton-John está luchando contra el cáncer por tercera vez: “Tengo muchos motivos para vivir y quiero seguir haciéndolo”

Vida y Estilo Internacional

Olivia Newton-John está luchando contra el cáncer por tercera vez. La estrella de 71 años está decidida a superar todas las probabilidades.

En el episodio del domingo de This Morning de CBS, Newton-John llevó a la copresentadora Gayle King a dar un recorrido por su rancho en California, donde le mostró todo, desde su par de caballos en miniatura (“¡Harry y Winston, son mis pequeñas joyas!”) hasta su colección de plantas de marihuana.

“Aquí están los pequeños bebés”, dijo Newton-John mientras le mostraba a King las plantas de marihuana más pequeñas que crecían en macetas.

Esa marihuana fue, en parte, lo que ayudó a Newton-John a superar sus problemas de salud. En 1992, el mismo día en que murió su padre, le diagnosticaron por primera vez cáncer de mama. En 2013 se había propagado a su espalda, aunque luego entró en remisión. No obstante, volvió a aparecer hace dos años. Los médicos le dijeron a Newton-John que se encontraba en la fase 4, y ella reconoce que el dolor puede llegar a ser horrible.

“Llorar de dolor”, explicó Newton-John. “Lágrimas de dolor”.

Sin embargo, Newton-John dijo que nunca se sintió víctima de su diagnóstico.

“No hablo sobre el pronóstico, porque si te dan un porcentaje o dicen ‘esta mujer tiene esto y vivirá tanto tiempo’, puedes creerlo y hacer que suceda. Sé cuáles son las estadísticas, pero las descarto. Viviré más que eso”, le dijo a King. “He tomado esa decisión”.

Mientras “intenta no” pensar en la muerte, aunque reconoce que “un árbol podría caerme encima y morir mañana”, Newton-John dijo que prefiere meditar y sentirse tranquila sabiendo que las personas que ama están a su lado.

“Es una decisión, decides cómo sentirte respecto a algo. Así que elegí ese camino”, le explicó a King. “Estoy feliz. Soy afortunada. Me siento agradecida. Tengo muchos motivos para vivir y quiero seguir haciéndolo”.

Ahora retirada de la actuación, Newton-John disfruta de una vida tranquila en su rancho con su esposo John Easterling, con quien se casó en 2008. Defensor del poder curativo de las plantas, Easterling mantiene una floreciente casa de cultivo llena de cannabis para su esposa.

Desde entonces, creó el Centro de Investigación y Bienestar del Cáncer Olivia Newton-John en Melbourne, y subastará algunos de sus trajes y vestuario más famosos que usó en películas como Xanadu y Grease. Entre esas prendas se encuentran los emblemáticos pantalones de cuero que lucía como Sandy en la apreciada película de 1978, unos pantalones que Newton-John estaba dispuesta a ponerse por última vez gracias a las artes persuasivas de King.

“Solo tú puedes conseguir que haga eso”, le dijo a King.

Megan Johnson