Interpretan su celebración como una recreación de la muerte de Mussolini

Olivier Ntcham fue el gran protagnista del partido más caliente de la cuarta jornada de la Europa League, el Lazio - Celtic de Glasgow. El delantero francés, de 23 años, logró el gol de la victoria para su equipo en el minuto 95 del partido (1-2).

El gol, un golazo, tuvo mucho de catártico. Por el momento en el que se lograba, con el encuentro a punto de terminar, y por quién lo marcaba: un delantero de raza negra que, a lo largo del partido, había tenido que aguantar varios insultos de corte racista por parte de una porción significativa de la afición local.

Entonces, Ntchan, quién había recibido el pase del gol de Odsonne Edouard, también de raza negra, mandó callar al Olímpico de Roma.

Olivier Ntcham mandar callar a los racistas con su gol. Foto: Alberto Lingria

Pero la cosa no quedó ahí. En un partido de alto riesgo tras los incidentes registrados en la ida, y con 8.000 aficionados desplazados desde Escocia, el atacante realizó una celebración que muchos han interpretado como la recreación de la muerte de Benito Mussolini, quién fue colgado en Milán en 1945 tras haber sido ejecutado.

No obstante, algunos medios escoceses han querido poner en duda esto, argumentando que el delantero galo suele celebrar sus tantos con acrobacias y que esta, aunque ligeramente diferente a la voltereta que suele realizar, sería simplemente otra más. El jugador, por su parte, no se ha pronunciado de momento.

Ntcham emula la célebre imagen de Mussolini colgado. Foto: Marco Rosi/Getty Images.

La doble interpretación vendría de la imagen que había sido utilizada por aficionados del Celtic en el partido de ida por los seguidores más radicales del cuadro verdiblanco. Con la leyenda “sigue a tu líder”, la llamada ‘Green Brigade’ (Brigada Verde) mostraba su hostilidad a los aficionados más radicales del Lazio, conocidos por su filiación de extrema derecha y sus continuos homenajes al dictador italiano.

Pancarta mostrada en el partido de ida en la que se puede ver la imagen de Mussolini colgado. Foto: Rob Casey / SNS Group.

De hecho, la policía italiana prohibió para este partido de forma especifica el portar banderas o pancartas que hiciesen referencia a Mussolini o su muerte. Algo que no frenó a algunos espectadores visitantes, que celebraron la victoria recreando la escena.

Más allá del terreno de juego, o de las gradas, el partido, de alto riesgo, también dejó varios incidentes lamentables por las calles de la capital italiana y, según informaciones, al menos dos de los seguidores visitantes resultaron apuñalados como resultado de una emboscada practicada por ultras locales.

Otras historias que te pueden interesar: