"Ojalá hubiera empezado a correr cuando me acaban de amputar"

·3 min de lectura
Photo credit: Jacky Hunt-Broersma
Photo credit: Jacky Hunt-Broersma

A Jacky Hunt-Broersma lo de correr le parecía una cosa de locos. Eso de salir a devorar kilómetros con zapatillas no era lo suyo. Paradójicamente, se convirtió en 'runner' cuando se redujeron sus posibilidades porque perdió un parte de su pierna izquierda por un cáncer. Hoy puede presumir de ser la primera mujer amputada en completar 104 maratones en 104 días y ser una gran inspiración a otros en similares circunstancias.

Esta mujer nacida y criada en Sudáfrica vio cómo su vida cambiaba en el año 2001. No solo porque se había trasladado a Estados Unidos, sino porque vivió un cáncer muy poco frecuente, el sarcoma de Ewing, con la indeseable consecuencia de la amputación. "Cuando me convertí en una persona con amputación, te limitas mucho; todo el mundo te dice: 'No puedes hacer esto, no puedes hacer aquello'", ha recordado en una entrevista concedida a la cadena CNN.

A Jacky Hunt-Broersma le costó encontrar su sitio por sus prejuicios, pero una vez que empezó a correr descubrió una nueva percepción y se volvió adicta al running. "Cuando me puse una prótesis para correr, tuve una sensación de libertad. Sentí que volaba y que hacía algo que creía que no podía hacer", reconoció.

En el año 2015 probó con una carrera de 5 kilómetros y cada vez que se acuerda insiste en el sufrimiento y el sofoco. Había cumplido 41 años, nunca había corrido y trataba de seguir los pasos de su marido. Después, llegaron las competiciones de 10 kilómetros. Entonces, se pasó al medio maratón y de ahí al maratón y a los ultramaratones.

Jacky Hunt-Broersma no se rindió y en el año 2022 decidió plantearse un nuevo reto. El objetivo era correr un ultramaratón muy exigente: la Moab 240, un trazado de 380 kilómetros en las montañas de Utah en octubre. Así que decidió que la preparación podría ser más estimulante si corría maratones. Una cosa llevó a la otra hasta completar 104 maratones en 104 días y el libro Guiness va a incluir su hazaña en sus páginas.

El 'muro' de los 104 maratones de Jacky Hunt-Broersma

Para correr un maratón cada día ha tenido que inscribirse en todas las carreras cercanas a su lugar de residencia, subirse a la cinta de correr en casa para maratones virtuales y viajar allí donde podía. Especialmente duros fueron algunos en las cercanías de Boston, donde reside, debido al complicado subibaja en que se puede convertir la ciudad.

No obstante, su peor momento llegó al terminar el número 50 porque fue entonces cuando su cabeza dijo basta -asegura que físicamente estaba bien-. "Tienes días malos y buenos. Llegué al 50 y me dije 'es suficiente'", recuerda. Sin embargo, al saberse una referencia como inspiración para lo amputados saltó el muro y superó el número 100 que tenía en su mente.

Para Jacky Hunt-Broersma lo importante no es el número de maratones ni las marcas, sino su ejemplo. "Me sentía avergonzada de quién era. No quería ser una persona con una amputación. No quería que la gente me viera diferente", confiesa. Ponerse las zapatillas cambió su cabeza. "Correr me ha dado confianza: puedo ser quien soy. Porque sé que mi cuerpo ha corrido 160 kilómetros, he hecho todo esto con una prótesis, así que estoy orgullosa de ser quien soy ahora", reivindicó.

Su presencia en las pruebas de resistencia y su referencia son clave para otras personas. Cuenta con más de 50.000 seguidores en las redes sociales y como hito deportivo puede presumir de haber corrido el maratón de Boston con un tiempo de 5 horas, 5 minutos y 13 segundos.

Por otra parte, su hazaña ha permitido también recaudar fondos para quienes no disponen de su capacidad económica gracias a Amputee Blade Runners, una organización benéfica que facilita prótesis especiales para correr.

Tras su experiencia, la ultramaratoniana sudafricana da un consejo a quienes pueden identificarse con ella: "Ojalá hubiera empezado a correr antes, cuando me acaban de amputar, porque desde el punto de vista mental me ayudó a aceptarme a mí misma. Por eso me gustaría que más amputados empezaron a correr porque ayuda desde el punto de vista psicológico".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente