Abierto justo antes de la pandemia y con la piscina voladiza más grande de Europa: así es el restaurante con nueva estrella Michelin más singular

Javier Sánchez
·4 min de lectura

La expresión llegar y besar el santo parece hecha a medida para Odiseo, uno de los nuevos restaurantes agraciados con una estrella Michelin en la presentación de la nueva Guía Roja para España y Portugal. Al escuchar su nombre, hubo incluso reputados gastrónomos que se rascaban la cabeza. ¿Qué restaurante era este que entraba en la elite estrellas de nuestro país?

Odiseo, un proyecto que es pura vanguardia. Foto: Odiseo
Odiseo, un proyecto que es pura vanguardia. Foto: Odiseo

Odiseo abrió sus puertas el pasado mes de febrero de 2020. Faltaban apenas unos días para que la pandemia llegara a nuestro país y se decretara el confinamiento. Si echamos cuentas sobre el tiempo que ha permanecido abierto, podemos concluir que ha logrado la estrella Michelin en tiempo récord, en apenas seis meses. La ubicación también sorprende: está en Murcia, una ciudad alejada de centros gastronómicos como Madrid, Barcelona o San Sebastián, pero que ya suma cuatro estrellas (junto a la de Odiseo están la de Magoga en Cartagena y las dos de La Cabaña Buenavista, también en Murcia capital).

Hay más aspectos que convierten esta estrella Michelin en una de las más insólitas de los últimos tiempos. el restaurante gastronómico de Odiseo forma parte de un proyecto sin precedentes en nuestro país. Está ubicado en un edificio de 15.000 metros cuadrados distribuidos en sus tres alturas, que cuenta con un total de tres restaurantes, el renovado casino de Murcia, una sala de espectáculos, tres terrazas y una discoteca. Tiene capacidad para 2.000 personas, ha dado trabajo a más de 280 profesionales –entre ellos, 45 cocineros y una compañía teatral propia– y ha sido posible gracias a una inversión de 35 millones de euros por parte del Grupo Orenes, uno de los grandes referentes del ocio en España. Además de la propuesta culinaria, destacan la arquitectura y el interiorismo, obra del murciano Manuel Clavel. Y, ojo, en la azotea del edificio se encuentra la piscina voladiza más grande de Europa y segunda más grande del mundo. Desde luego, no faltan rincones desde los que hacer fotos para arrasar en Instagram...

La impresionante piscina de Odiseo. Foto: Odiseo
La impresionante piscina de Odiseo. Foto: Odiseo

Al frente de los tres restaurantes, incluido el seleccionado en la Guía Michelin, está el cocinero Nazario Cano (Alicante, 1973) que sí responde al perfil del profesional galardonado. Llegó a este proyecto tras dejar El Rodat, en Jávea (Alicante), donde consiguió ya había conseguido otra estrella Michelin en 2017. Nazario Cano confirma que han recibido la estrella “con mucha alegría como no podía ser de otra manera, porque nos hace ver que Michelin cree en nosotros. Es un placer para todo el equipo sentir que confían en nosotros y apuestan por nuestro trabajo”.

Su menú mira hacia el Mediterráneo: “queremos que nuestros clientes se encuentren con algo único, que no puedan probar en otro lugar por ese carácter tan personal que nos caracteriza”, explica el chef. En el menú encontramos morcilla de sepia, ajoblanco de piñones y gallineta o molleja de ternera glaseada, con manzanilla y sardina de bota. Una creatividad y carácter único que se relaciona con un edificio tan sorprendente como en el que está ubicado el restaurante. “Estar dentro de un edificio con una de las arquitecturas más modernas y vanguardistas del mundo es una inspiración que me ayuda mucho más a desarrollar y expresar mi trabajo. Murcia es una tierra estupenda de la que cada día descubrimos cosas nuevas, pero lo que más influye en nuestra cocina es ponerle cariño a todo lo que hacemos. Eso es lo más importante”, explica Cano.

Nazario Cano, el chef al frente de Odiseo. Foto: Odiseo
Nazario Cano, el chef al frente de Odiseo. Foto: Odiseo

Habiendo logrado el éxito tan pronto, ¿cuál cree Nazario Cano que será el futuro del restaurante y del sector en general, tan castigado por la pandemia? “Creo que la gente va a comer igual, así que espero que el futuro sea bueno. Lo creo porque estamos viviendo unos tiempos muy difíciles que nos van a enseñar a valorar mucho más lo que tenemos. La alta gastronomía es una cocina cuidada, no por el producto en sí, sino por el cariño que se le da y eso lo tenemos que tener en cuenta cuando salgamos de todo esto”, explica Cano. Si nos atenemos a sus predicciones nos esperan días de viajar a Murcia para comer bien, ver un espectáculo de primer nivel y darnos un chapuzón en una piscina de vértigo. Todo sin salir del mismo edificio.

Más historias que te pueden interesar: