La obsesión por una boca perfecta es sonrisa para hoy y problema para mañana

·4 min de lectura
Una boca perfecta no es la que tenga los dientes más blancos, tonalmente iguales y relucientes. Cada persona tiene una sonrisa única que se adecúa a su cara. Esa sensibilidad estética debe tenerla el profesional que trate al paciente. (Foto: Getty)
Una boca perfecta no es la que tenga los dientes más blancos, totalmente iguales y relucientes. Cada persona tiene una sonrisa única que se adecúa a su cara. Esa sensibilidad estética debe tenerla el profesional que trate al paciente para no fomentar un trastorno obsesivo con consecuencias para la salud. (Foto: Getty)

Vivimos en mundo donde la estética, la imagen y presentar nuestra mejor versión es clave. Y la boca está ganando terreno a otros rasgos faciales. Tener una sonrisa atractiva no es una nueva tendencia pero ahora que nos estamos quitando la mascarilla, nos hemos centrado en los dientes y la cosa se ha salido de madre. En esa búsqueda por la sonrisa perfecta estamos cayendo en la obsesión.

Las redes sociales tienen mucho que ver y lo han llevado al extremo. Son una clara muestra de que la imagen vale más que mil palabras. Si estás en Instagram habrás visto todo tipo de anuncios de productos que te empujan a desear una sonrisa que sea más blanca, más brillante o más recta. Desde pasta de dientes de carbón hasta aparatos ortopédicos invisibles.

Por todas partes se nos intenta convencer -como sea- de que una sonrisa perfecta y deslumbrantemente blanca es sinónimo de salud y de que es una condición para el éxito. Pero en realidad, es poco natural y no respeta la particularidad de cada rostro… pero, ¿es esa perfección real y sobre todo, sana?

Los odóntologos han empezado a detectar esta tendencia obsesiva en sus consultas, y en otro tipo de centros, y por eso alertan sobre las consecuencias de este trastorno que nos hace reclamar constantemente tratamientos para tener la boca perfecta.

La presión que muchas personas sienten por ofrecer la mejor versión de su sonrisa puede hacer que muchas personas pidan cosas ilógicas y poco aconsejables. A veces perdemos de vista que las redes sociales no enseñan la realidad, sino que son fotos que distorsionan la imagen y alteran la percepción de nuestros propios rasgos/cuerpos, e incluso puede engañar respecto a la salud real de esa boca perfectamente retratada.

Ese deseo de perfección pueden convertirse en una obsesión que afecta a nuestro día a día. Se llama 'dismorfia dental' y hace que la gente se someta a tratamientos que no necesitan, lo que puede acarrear problemas graves de salud general en un futuro, tanto físico como psicológicos.

Por el contrario, un correcto diagnóstico puede solucionar incluso problemas de salud que a priori no tienen nada que ver.

Lo primero que hay que saber es que no podemos meternos en cualquier sitio que ponga 'Clínica dental'. Es imprescindible ponerse en manos de un profesional, pero también "que el profesional tenga una sensibilidad estética y una visión de la belleza para conseguir unos resultados armónicos", advierte el odontólogo Iván Malagón, director de Iván Malagón Clinic. Y que diga 'no' cuando haya que decirlo. 

Y es que de la misma forma que un bisturí en las manos de un mal cirujano plástico puede destrozarte la cara, "el manejo erróneo de las diferentes técnicas de ortodoncia puede provocar muchos problemas, no sólo estéticos, sino de salud en general como dolores de cabeza, dolores de cuello o de espalda, lesiones articulares y musculares...", añade el doctor Malagón.

Es fundamental saber en manos de quien estás y que el especialista conozca la relación que existe entre una malposición dentaria y el riesgo de sufrir dolores en otras partes del cuerpo; "es importante el conocimiento en posturología”, matiza el odontólogo.

De hecho, más allá de las heridas, llagas y úlceras que hay que soportar en encías y lengua tras algunos tratamientos dentales, existe el riesgo de reabsorción radicular, que se produce cuando las raíces de los dientes de la mandíbula superior se acortan. Esto quiere decir que, más adelante, pueden llegar a caerse porque es como si se hubieran aflojado, y es probable que necesites implantes para reemplazarlo. Al final, resulta que te quedas en una situación peor de la que partiste.

Así que cuidado con reclamar constantemente tratamientos para tener la boca perfecta, porque puede darse el caso de tener una sonrisa ideal y al mismo tiempo tener una boca poco saludable.

Ante esto, el especialista considera que ha que "diferenciar lo que el paciente considera perfecto y lo que es realmente perfecto. Muchas veces el paciente considera perfecta una sonrisa 'teclas de piano' que es sonrisa con dientes completamente iguales, perfectamente nivelados. No sólo es que no sea real, sino que no es recomendable".

Entonces, aunque la obsesión por tener dientes perfectamente alineados y de color perla no es del todo infundada desde el punto de vista de la salud, no hay que caer en la trampa de pensar que vale para todos.

No obstante, los expertos consideran que es lícito buscar una simetría, una perfección de alineamiento, una coloración armónica, una forma de dientes adecuada, y que es posible conseguirlo, pero todo depende de la sensibilidad estética del profesional y de cada paciente, porque cada paciente es único y no se puede reproducir la misma sonrisa en otros.

"Hay gente en Hollywood que tiene sonrisas muy armónicas y muy naturales, que han pasado por odontólogos de calidad, pero el problema viene cuando se intenta lograr cosas que realmente no son naturales. Es decir, cuando se intenta cambiar las proporciones y las formas de los dientes naturales. Se puede buscar una sonrisa perfecta, pero la perfección es de cada uno de nosotros y depende de la sensibilidad del profesional”, concluye Malagón.

Más historias que te pueden interesar:

Estas lesiones en la boca pueden alertar de la existencia de diabetes

Llevas toda la vida lavándote mal los dientes

Cuándo plantearse una ortodoncia, aunque ya no seas adolescente

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente