Objetivo San Silvestre: los tips para conseguir llegar a la meta en la carrera del año

Por Ana Gómez Viñas
Photo credit: Getty Images

From Diez Minutos

La San Silvestre es una carrera popular de 10 kilómetros. Para enfrentarte a este reto, es importante una preparación previa para mantener un ritmo adecuado a tus posibilidades. Para el experto Agustín Oliver, fundador de L’Anatomie (www.laanatomie.com), hay que planificar la carrera con antelación, aumentando de forma progresiva las distancias durante los entrenamientos: “Todos las carreras se hacen por un motivo: superación personal, apuesta entre amigos o para superarse a sí mismo. Por ello, es necesario marcarse un objetivo realista en función de la experiencia”.

Calentamiento previo

Minutos antes de tu sesión de running, es fundamental hacer un calentamiento previo para activar los músculos. Durante la carrera, mantén tu ritmo. No debemos olvidar que lo importante es disfrutar del momento. En el caso de sentir malestar, molestias o sensación de mareo, conviene parar, continuar caminando y valorar si se puede reanudar la marcha.

Después de correr, no pares de golpe, sino de forma paulatina, y haz estiramientos. En tus sesiones te ayudará un pulsómetro: un reloj que indica la intensidad del esfuerzo, el cálculo de la frecuencia cardíaca en tiempo real y una estimación de la capacidad física del corredor. Busca tu San Silvestre en www.carreraspopulares.com

La dieta importa: evita los excesos


Photo credit: Getty Images

La celebración de las fiestas de Navidad y las comidas van de la mano. No obstante, para afrontar una carrera de 10 kilómetros, lo importante es la moderación y evitar los excesos. En los días de entrenamiento te ayudará una dieta basada en carbohidratos, como fuente de energía. También es recomendable combinarlos con otros grupos de alimentos. Agustín Oliver propone proteínas como pescado azul, carnes magras, legumbres y grasas no saturadas, como frutos secos y aguacate.

Equipación: los básicos

Photo credit: Getty Images

• Las zapatillas. Primero: que no sean de estreno. Segundo: déjate asesorar por un experto, que estudie tu pisada y valore la zapatilla que mejor se adapta a ti. Unas zapatillas inadecuadas pueden provocar dolores y lesiones.

• La San Silvestre se celebra en diciembre, y por las tardes bajan mucho las temperaturas. Escoge ropa térmica y un cortavientos. Evita el exceso de ropa.

• Como complementos, te pueden ayudar un gorro y unos guantes.