La decisión profesional de Iker Casillas que podría llevarle de vuelta a Madrid

Por Diezminutos.es
Photo credit: Instagram Iker Casillas

From Diez Minutos

Parece ser que el futuro de Iker Casillas pasa por los despachos y no precisamente de su club actual, el Oporto. El excapitán y portero de la selección española tiene aspiraciones mucho más altas y su próximo objetivo está centrado en el fútbol español, concretamente, en convertirse en su máximo mandatario. Vamos, que quiere arrebatarle el puesto a su actual presidente, Luis Rubiales, al que pretende disputar el cargo en las próximas elecciones. Casillas ha anunciado que será candidato a presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF) cuando se convoquen elecciones a finales de este año: "Sí, me presentaré a la Presidencia de la @somosrfef cuando se convoquen las elecciones. Juntos vamos a poner nuestra Federación a la altura del mejor fútbol del mundo: el de España".

Desde que sufrió el infarto de miocardio, el pasado mes de mayo, el marido de Sara Carbonero no ha vuelto a los terrenos de juego. Se ha dedicado a ponerse en forma y recuperar el tono físico y muscular, pero nunca ha puesto fecha a su ansiado regreso que ahora está más en el aire que nunca.

Todo esto supondría un cambio no solo profesional, sino también personal muy importante para la familia Casillas-Carbonero, porque tendría que abandonar Oporto, ciudad en la vive felizmente desde hace cuatro años.

"He informado de esta decisión al presidente de mi Club, el FC Porto, al que solo puedo expresar mi más profundo agradecimiento. Estamos trabajando con el máximo respeto y decisión en nuestra candidatura. Más de 23.000 electores nos esperan en unas elecciones justas y transparentes. 139 asambleístas decidirán. Gracias a todos y todas por el cariño que he recibido y recibo. Vuestro apoyo y vuestra fuerza me animan. ¡A por ello!", anuncia Iker.

Lo cierto es que Casillas ya se habría reunido con representantes del Consejo Superior de Deportes (CSD), entre ellos la nueva secretaria de Estado, Irene Lozano, para transmitirles su intención.

Parece que el exportero del Real Madrid también habría testado a algún que compañero de La Roja para saber si contaría con su apoyo en caso de presentarse al cargo. La noticia ha caído como una bomba en el mundo del fútbol y la mayoría coincide en señalar que Iker Casillas sería un gran representante institucional del fútbol español, como ya lo hizo en su etapa como jugador.