Nuria Roca ha cumplido 50 años con una mina de oro entre manos

·5 min de lectura

La vida está para ser vivida sin prisa, pero sin pausa. De hecho, se dice que antes de cumplir 50 años hay que recorrer el mundo y experimentar diferentes placeres para los sentidos. Nuria Roca no solo se ha dedicado a viajar, sino que alcanza el medio siglo repleta de trabajo dentro y fuera de platós de televisión. Y es que la presentadora afronta la que es a priori una edad crítica con muchos sueños y objetivos cumplidos, pero también con una buena economía que pone de manifiesto que es mucho más polifacética de lo que parecía.

Nuria Roca en Mask Singer ©Atresmedia
Nuria Roca en Mask Singer ©Atresmedia

Cualquiera diría que Nuria Roca es una workaholic, es decir, una adicta al trabajo. Y es que, entre unas cosas y otras, cualquiera diría que está ganando mucho dinero porque sencillamente no deja de encadenar proyectos. Es el rostro de moda y parece estar aprovechando esta buena racha que le brinda el destino. La valenciana, de hecho, ha cumplido esta semana 50 años en uno de sus momentos profesionales y personales más dulces.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Nuria Roca disfruta de cómo crecen sus tres hijos, Juan, Pau y Olivia, pero es una madre trabajadora que se deja la piel en cada uno de sus proyectos. En televisión, su carrera experimentó un giro de 180 grados el pasado año cuando recuperó su rol de presentadora de antaño debido a la ausencia de Pablo Motos como conductor de El Hormiguero tras contagiarse de coronavirus.

La valenciana estuvo a la altura de las circunstancias, ganándose el aplauso del público y la confianza del presentador titular quien, hace tan solo unos días, volvió a confiar en ella en el contexto de su segunda baja por la misma enfermedad.

Nuria Roca se apoderó de nuevo del prime time, seguramente llevándose un pellizco extra. Y es que la valenciana es una colaboradora habitual de este programa de Antena 3 y, si bien no se ha hecho público el sueldo que gana por sus intervenciones, se entiende que está contenta con trabajar en El Hormiguero donde, por cierto, también ejerce de tertuliano su marido Juan del Val.

Lo más curioso es que la retribución de El Hormiguero no es la única que se embolsaría porque su trabajo en televisión va mucho más allá. Que en 2021 Nuria Roca causara sensación en el programa de las hormigas tuvo recompensa dado que apareció como investigadora invitada de Mask Singer: adivina quién canta y como presentadora de Family Feud: La batalla de los famosos, refrescando el verano a los espectadores de la cadena de San Sebastián de los Reyes.

Pero su influencia mediática no se estancó en el estío ni mucho menos puesto que con el inicio de este curso televisivo Nuria Roca asumiría un nuevo reto en la pequeña pantalla. Y es que tras el final de Liarla Pardo debido a la marcha de Cristina Pardo a Más vale tarde, laSexta apostó por un magacín presentado por Nuria Roca que fue estrenado el pasado 10 de octubre. Un formato de actualidad y entrevistas en el que la presentadora se deja el alma con tal de integrar su sello personal y demostrar que es un rostro muy válido con el que seguir contando en televisión.

Ahora bien, aunque se podría deducir que con estos proyectos televisivos Nuria Roca podría estar disfrutando de un buena buena racha económica, sorprende que la presentadora no deje de trabajar un instante. Muy pronto los espectadores la verán en Madres. Amor y vida, ya que ha fichado por la cuarta temporada de esta serie con el papel de una reputada cirujana llamada Blanca, demostrando que quiere retomar aquellos años gloriosos que pasó en Telecinco como actriz de Javier ya no vive solo (2002). Es más, la valenciana ha trasladado esta pasión por la actuación fuera de los focos.

Y es que Nuria Roca protagoniza junto a Antonia San Juan la obra de teatro La gran depresión. Desde el 4 de marzo, y tras una gira nacional, esta comedia se puede disfrutar en el Teatro Rialto de Madrid con la valenciana convertida en un reclamo mediático. Con esta representación la tertuliana está saboreando su primera experiencia en los escenarios, ganando tablas que también le sirven para desenvolverse con soltura en televisión.

Pero hay más. Nuria Roca no necesita que una cámara la enfoque para continuar al pie del cañón. Y es que, por si fuera poco, también hace publicidad en su perfil de Instagram. Es decir, su imagen mediática está cada vez más consolidada y esto aseguraría la buena salud de su bolsillo. Sin ir más lejos, hace unos días promocionaba el queso Philadelphia aunque también viene siendo habitual que mencione a las marcas de la ropa que luce en televisión.

Asimismo, no hay que olvidar que su nombre es muy atractivo para protagonizar campañas como Que hablen de ti de Cortefiel.

Pese a que no hay cifras concretas de las ganancias de Nuria Roca, se puede apreciar de una forma muy sencilla que la dedicación diaria que mantiene está dando sus frutos. Y es que la presentadora comparte cada día en redes sociales cómo es su vida, incluidos sus momentos en casa, siendo precisamente esta vivienda ubicada en Madrid una de las grandes inversiones que ha hecho. Sin ir más lejos, en 2021 El Español ya definió a la colaboradora de El Hormiguero y a su pareja como una máquina de hacer dinero, aunque también destacó que tuvieron un susto con Hacienda en 2019 (según el citado medio entre 2005 y 2010 la valenciana y su sociedad Tospelat ingresaron 4,7 millones de euros).

Que si televisión por aquí, que si publicidad por allá, que si función de teatro entre medias… Nuria Roca cumple años teniendo muy claro que mientras que la salud le permita seguir en el candelero ella va a aprovechar la oportunidad como nadie.

Más historias que te pueden interesar: