Cómo será el nuevo Air Force One que estrenará Joe Biden

Ivette Leyva
·5 min de lectura
El Air Force One con el presidente Donald Trump y su esposa salen de la Base de la Fuerza Aérea Andrews, Maryland, el miércoles 20 de enero de 2021 (AP / Luis M. Alvarez)
El Air Force One con el presidente Donald Trump y su esposa salen de la Base de la Fuerza Aérea Andrews, Maryland, el miércoles 20 de enero de 2021 (AP / Luis M. Alvarez)

Durante la primera semana de Joe Biden en la Oficina Oval, la jefa de prensa de la Casa Blanca enfrentó dos preguntas sobre el mismo curioso tema: ¿mantendrá la nueva administración el diseño de Trump para el avión presidencial, Air Force One?

Los Boeing 747 modificados, conocidos en la Fuerza Aérea como VC-25A, están a punto de desaparecer después de servir a cinco presidentes durante casi tres décadas, debido a que ya son modelos obsoletos, que se estrenaron en 1990 por George H. W Bush (Bush padre). Boeing también anunció una fecha de finalización para el programa de los 747 comerciales y los últimos cuatro modelos se entregarán en 2022.

La vida de un avión comercial oscila entre 20 y 30 años.

Denominado VC-25B, el nuevo jet de la línea 747-8i será más grande y más eficiente que su predecesor. El presidente de Estados Unidos poseerá, como es tradición, dos idénticos con el fin de proteger su identidad.

Ahorro de 1.900 millones de dólares en combustible

Los motores de próxima generación de General Electric son más eficientes en combustible que los viejos motores del actual Air Force One y le ahorrarán a la Fuerza Aérea 1.900 millones de dólares, según la publicación DefenseOne.

A pesar de ser más grande que los VC-25A, los VC-25B tendrán la misma capacidad de 71 pasajeros, según la publicación especializada The Drive. Eso significa más espacio para zonas sin pasajeros como la oficina del presidente, el área de comunicaciones, la sala médica o el dormitorio privado.

Tendrán un alcance de 5.900 millas náuticas, inferior a algunos jets privados de Gulfstream y Bombardier y al actual Air Force One, que posee la capacidad de reabastecimiento de combustible aire-aire. Esto les permite volar durante el tiempo que el presidente desee mientras recibe recargas de los camiones cisterna de combustible en el aire. Esa facilidad, sin embargo, no se ha usado nunca.

Las 5.900 millas náuticas que cubrirá el nuevo modelo de Air Force One deberían permitir que el presidente vuele sin escalas desde Washington a lugares tan remotos como Tokio, Riyadh y Tel Aviv.

Artículos relacionados:

El Air Force One en la base aérea Andrews Air Force Base el pasado 20 de enero de 2021. (AP Photo/Luis M. Alvarez)
El Air Force One en la base aérea Andrews Air Force Base el pasado 20 de enero de 2021. (AP Photo/Luis M. Alvarez)

Un altísimo costo

Como es de suponer, será más costoso: 5.300 millones de dólares, una cifra que le pareció demasiado elevada incluso magnate Donald Trump.

"Boeing está construyendo un nuevo 747 Air Force One para futuros presidentes, pero los costos están fuera de control, más de $ 4 mil millones", dijo Trump en un tuit de 2016. "¡Cancelar orden!"

El entonces director ejecutivo de Boeing, Dennis Muilenburg, se reunió con Trump en Mar-a-Largo antes de que este llegara a la Casa Blanca, para proponerle alternativas. Todas fueron rechazadas. En 2018, Trump pidió que el blanco y turquesa característico se cambiara por los colores de la bandera estadounidense, pero el proyecto aún no se ha realizado. Se desconoce si Biden lo mantendrá.

El precio de 5.300 millones incluye la compra de la aeronave, así como la terminación de los interiores, modificaciones especiales y un nuevo hangar en la Base de la Fuerza Aérea Andrews en Maryland.

De acuerdo con un reporte de LA Times, el último programa para reemplazar el avión Air Force One, que comenzó con el presidente Ronald Reagan y se completó durante el período de George H.W. Bush, solo costó $ 660 millones.

El avión del presidente no será completamente nuevo

Los aviones no serán construidos desde cero y de hecho ya existen: Boeing vendió al gobierno de Estados Unidos dos aviones 747-8i que fueron construidos para una aerolínea rusa ahora desaparecida, Transaero, por lo que nunca se les entregaron, confirmó un portavoz del fabricante a CNN.

Los aviones, que se vendían por 390 millones de dólares en el momento del acuerdo, según la publicación especializada DefenseOne, fueron trasladados en avión a la Base de la Fuerza Aérea Lackland cerca de San Antonio, Texas.

La Fuerza Aérea anunció en abril que Boeing desarrollará el manual del propietario para el nuevo avión VC-25B y la rama de servicio pagará 84 millones de dólares por él, informó DefenseOne. Según se informa, el manual contendrá más de 100,000 páginas y ni siquiera estará listo en el momento de la entrega estimada del avión a la Fuerza Aérea.

Los 84 millones de dólares están incluidos en el costo del proyecto de 5.300 millones.

El nuevo Air Force One debe estar listo para 2024, de modo que Biden lo usará muy pocas veces a menos que sea reelecto.

Y en cuanto a sus planes para el nuevo avión, la portavoz Jen Psaki respondió de este modo a los periodistas que le preguntaron durante la primera semana de Biden como presidente:

"Puedo confirmarles aquí que el presidente no ha pasado un momento pensando en la combinación de colores del Air Force One ni en nada en la casa ni en ningún artículo de nada. Así que nadie le va a presentar un memorando de decisión sobre ese tema”, dijo, medio en serio y medio en broma, aludiendo sin dudas al interés de Trump por el avión presidencial incluso antes de su toma de posesión en 2017.

VIDEO | Así se limpian las parrillas del McDonald's: la gran cantidad de grasa acumulada no te dejará indiferente