Nuestro cuerpo emite olores diferentes cuando vemos cine, según la ciencia

Ir al cine es una experiencia para todos los sentidos. La vista y el oído son los más evidentes, aunque también utilizamos el gusto (con la oferta cada vez más amplia de comida en las salas); el tacto (tocamos esa misma comida, el asiento o al de al lado) y el olfato, que se activa por culpa de la pizza o los nachos que come el vecino de butaca o por un espectador que se olvidó el desodorante en casa. Aunque la ciencia ha descubierto que hay más olores de los que podemos percibir, y son aquellos que emitimos cuando vemos una película.

Así lo asegura un estudio publicado en Nature. Los investigadores monitorearon los niveles de CO2 y cientos de compuestos orgánicos volátiles presentes en el aire de varias salas de cine. El resultado fue un descubrimiento asombroso: cada película provoca que la audiencia emane un tipo de olor particular que cambia según la escena que estemos viendo. Es más, ese olor es el mismo en un cine diferente, con otra audiencia viendo la misma escena. En resumen, si existiera un detector de olores cinematográfico, podrían predecir qué película estamos viendo con solo “captar” el olor que se respira en el aire.

El estudio se realizó entre más de 9.500 espectadores esparcidos en 108 salas de un cine alemán y viendo 16 películas de géneros diferentes que incluían ‘Los Juegos del Hambre: En llamas’, ‘Caminando con dinosaurios, ‘El Hobbit: la desolación de Smaug’, ‘La vida secreta de Walter Mitty’, ‘Machete Kills’ y ‘Paranormal Activity 6’. Los investigadores buscaban capturar los químicos que exhalamos en respuesta a un estímulo sensorial y emocional -como el que provoca el cine- y consiguieron categorizar diferentes tipos de “olores” para escenas de suspenso, comedia y terror, etc.

Los investigadores querían demostrar que “si el cine nos provoca respuestas emocionales, entonces los productos volátiles de nuestra respuesta bioquímica interna (cardiovascular, esqueleto-muscular, neuroendocrino y sistema nervioso autónomo) terminarán saliendo gracias a nuestros pulmones”, y así, los gases emitidos serán diferentes según la respuesta emotiva que nos haya provocado la escena.

“Suspenso” y “comedia” fueron los dos tipos de escenas que registraron los cambios químicos más significativos en el estudio y, según la teoría final del experimento, concluye que cabe la posibilidad de que esos olores aparentemente imperceptibles, en realidad, estén afectando nuestra reacción química y percepción de la película.

El estudio habla de acetona e isopreno, y no especifica si olemos mejor o peor cuando nos reímos o asustamos en el cine, pero, a partir de ahora y por las dudas, no te olvides perfumarte antes de ir a ver una película…

Más reportajes de ciencia y cine:
Jason Bourne retrata la amnesia de manera correcta, según la ciencia
Los psicópatas de cine más realistas, según la ciencia
¿Persigues a tu ex en redes sociales? ¿Recurres al alcohol para superar una ruptura? Si sufres los síntomas de ‘La chica del tren’, deberías pedir ayuda, nos asegura una psicóloga

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente