La novia 'royal' que eligió para su boda civil un vestido mini y zapatos de tacón sensato

·2 min de lectura
Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

María Laura de Bélgica y William Isvy se han dado el 'sí, quiero' ayer, 10 de septiembre, primero, en un enlace civil íntimo en el ayuntamiento de Bruselas y, más tarde, en una celebración religiosa en la catedral de St Michel y St Gudula. Como sucede en cada enlace nupcial, uno de los protagonistas a destacar es el traje de la novia, que en este caso, han sido dos, y ambos igual de brillantes. Por un lado, la sobrina de los reyes Felipe y Matilde ha escogido para la ceremonia civil, un matrimonio que ha tenido carácter privado y donde los contrayentes únicamente han contado con la compañía de sus familiares más cercanos, un original diseño firmado por la casa Gucci.

La novia 'royal' con minivestido y tacón sensato

Se trata de un minivestido inspirado en la década de los 60 con silueta evasé, cuello a la caja y detalles plisados. Para seguir la línea de inspiración sesentera la novia ha optado por recoger su melena en un moño alto. Un punto muy importante a destacar de este primer estilismo es el sencillo y elegante ramo de flores blancas (las mismas que adoraban el traje gris del novio) y los preciosos zapatos de tacón sensato que también pertenecen a la firma italiana Gucci, uno salones modelo 'Horsebit'.

Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres

El segundo vestido de novia para la ceremonia eclesiástica

De otro lado, y tras la celebración de esta ceremonia civil, María Laura de Bélgica y William Isvy se han vuelto a casar, esta vez en un evento más multitudinario en la gran catedral de St Michel y St Gudula de Bruselas. En este mismo lugar se ofició la boda de los padres, los abuelos y los bisabuelos de la novia. Para esta ocasión, la 'royal' apostó por un diseño realizado por Vivienne Westwood. Que según informan la propiafirma está inspirado en la moda del siglo XVIII con detalles de la antigua Grecia. Este diseño posee una gran cola de unos cuatro metros de largo. Si hay algo que podemos afirmar y con creces es que la princesa María Laura de Bélgica ha logrado acertar de lleno en la elección de sus dos vestidos. Nos parece igual de increíble el modelo de traje de la ceremonia civil que el de la religiosa, no sabríamos con cuál quedarnos. ¿Y tú?

Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres
Photo credit: Gtres