Esta novia murciana ha diseñado su vestido a partir de un top y falda de Zara

·3 min de lectura
Photo credit: Fotografías de Olea Photo
Photo credit: Fotografías de Olea Photo

La historia de amor de Clara y José Carlos comenzó cuando aún estaban en el instituto aunque, tal y como ella narra, hubo muchas casualidades antes que parecían dispuestas a juntar sus caminos mucho antes de que se conocieran, como el hecho de que sus padres vivieran en la misma calle cuando eran pequeños. El pasado mes de julio, tras 11 años juntos, Clara y José Carlos se daban el 'sí, quiero' en la tierra de ambos, Murcia, en una boda íntima celebrada entre montañas, palmeras y limoneros murcianos.

"Todo lo organizamos nosotros, incluso las hojas de olivo que nos tiraron los invitados las recogimos mi madre, mi tía y yo de los olivos que hay al lado de mi casa.", narra Clara. Tanto fue así su pasión por poner un trocito de su alma en la boda, que Clara también diseñó ella misma su propio vestido. De hecho, la pasión por la moda de esta novia es tal, que decidió pausar su carrera de enfermera para irse a Londres a estudiar en el London College of Fashion. Esta joven murciana nos cuenta que diseñó el vestido a raíz de un top y una falda que había comprado en Zara: "Mi vestido lo diseñé yo 2 meses antes de la boda a partir de un top y una falda que tenía de Zara".

Photo credit: Fotografías de Olea Photo
Photo credit: Fotografías de Olea Photo

A priori, Clara y José tenían planeada su boda para el próximo año, sin embargo, un cambio en sus planes debido a motivos laborales les llevó a organizarla en tiempo récord. Clara narra que los diseñadores que tenía previstos para su vestido le contaron que no serían capaces de crear algo en tan poco tiempo, por lo que acabó optando por diseñar el vestido en compañía de Javier Mármol, un diseñador murciano con el que conectó desde el primer momento.

Clara partió de un top de Zara blanco que tenía, añadiéndole el cambio de que buscaba fuera asimétrico así como una gran hombrera. Asimismo, la falda se inspiró en una minifalda estampada de Zara que tenía en el armario. Tal y como explica, tenía claro que quería que fuera un dos piezas para darle uso posteriormente. Asimismo, también buscaba que la falda fuera más corta por la parte delantera para que pudieran verse los zapatos de Yves Saint Laurent que le había regalado una de sus amigas un tiempo antes.

Photo credit: Fotografías de Olea Photo
Photo credit: Fotografías de Olea Photo

Clara también cuenta que se inspiró en algunas novias de Chanel, de ahí que decidiera añadir un lazo al peinado poco tiempo antes de la boda. La idea llegó con el desfile de Alta Costura 2022-2023 de la firma francesa, ya que al no llevar velo quería añadir algún detalle y un lazo bastante largo fue la opción ideal.

Photo credit: Fotografías de Olea Photo
Photo credit: Fotografías de Olea Photo
Photo credit: Fotografías de Olea Photo
Photo credit: Fotografías de Olea Photo

Respecto al ramo, aunque la primera opción de Clara eran unos claveles al ser típicos de Murcia, finalmente optó por una falsa rosa en color blanco asesorada por su florista.

Photo credit: Fotografías de Olea Photo
Photo credit: Fotografías de Olea Photo
Photo credit: Fotografías de Olea Photo
Photo credit: Fotografías de Olea Photo
Photo credit: Fotografías de Olea Photo
Photo credit: Fotografías de Olea Photo
Photo credit: Fotografías de Olea Photo
Photo credit: Fotografías de Olea Photo

Clara define su boda como poco convencional por algunos detalles de la misma. Tal y como nos cuenta, decidieron que sus madres y padres fueran madrinas y padrinos para que todos fueran protagonistas y pudieran acompañarlos al altar. Respecto a la disposición de las mesas, optaron por pasar la cena en compañía de sus amigos.

Como regalo para los invitados, Clara y José dieron unos paipáis que habían traído desde Tailando, donde estuvieron un mes viajando.