Muchas novelas nuevas y colas por el aforo en la 80 Feria del Libro de Madrid

·4 min de lectura

Madrid, 11 sep (EFE).- Las numerosas novedades literarias que han llegado este mes de septiembre tienen este primer fin de semana su mejor escaparate en la 80 Feria del Libro de Madrid, que ha tenido aforo completo desde primeras horas del sábado, filas para entrar, y libreros y editores muy satisfechos por las ventas.

Escritores como Fernando Aramburu, Julia Navarro o Antonio Muñoz Molina acaban de publicar novelas y las filas de lectores que esperaban para que les firmaran sus obras lo atestiguaban, aunque no eran menores que las de otros autores que publicaron sus últimas novelas hace meses, como María Dueñas, Elisa Benavent, Javier Castillo, Blue Jeans o Javier Castillo.

"Debe de haber solo uno o dos escritores que no han sacado libro estos días", bromeaba, antes de que se abriera la feria, el autor y exsecretario de Estado de Cultura Fernando Benzo en la presentación de su novela "Los viajeros de la vía láctea".

Fernando Aramburu, con "Los vencejos", su nueva novela, y la anterior, "Patria", es uno de los escritores que literalmente no ha parado de firmar en toda la jornada ejemplares de sus libros a los lectores que han guardado cola para adquirir su última obra, entre ellos la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que ha visitado las casetas.

Un autor por caseta en lugar de dos es la medida que se ha adoptado en esta edición para que no se agolpara el público, aunque en las horas centrales se ha llegado a tardar más de una hora en poder entrar al recinto por el control de aforo: solo puede haber 3.900 personas, de forma que van entrando conforme otros salen. Y ha habido algunos que no han llegado a tiempo para que un autor les firmara su ejemplar.

Para Aramburu, es una feria "emocionante", según ha explicado a Efe: "Hay un enorme deseo de levantar esto" a pesar de lo molesto que sea estar con mascarilla y otras medidas necesarias por la pandemia. Y explica que ha vivido experiencias como dedicar sendos ejemplares a dos perros (a petición de sus dueños) o a una niña aún no nacida, como le ha solicitado su madre embarazada.

Según Julia Navarro, que ha firmado muchos ejemplares de su última novela, "De ninguna parte", hay un "entusiasmo enorme" de los lectores, muchos de los cuales son de fuera de Madrid, según le han comentado.

También ha destacado Julia Navarro a Efe la "paciencia enorme" de los lectores por las colas que han tenido que guardar pero, sostiene, nunca había visto una feria tan especial como esta.

María Dueñas ha sido otra de las autoras a la que los lectores han pedido más firmas, especialmente de "Sira", su última novela, una escritora que ha destacado la organización y también la paciencia del público, así como el "entusiasmo" que ha visto por poder volver a la Feria del Libro.

Lo mismo han recalcado Lorenzo Silva y María Oruña: las ganas de feria y de reeencuentro entre lectores, libreros y autores tras dos años y medio.

El presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, otro de los "clásicos" de la Feria del Libro de Madrid, ha estado este primer fin de semana firmando sus libros, y grabando mensajes de vídeo para saludar a alguna que otra madre de algún lector. "Tengo una sensación casi de normalidad y me alegro muchísimo porque venía con algunas dudas", ha explicado a Efe.

Junto a los más consagrados, autores jóvenes que acuden a firmar por primera vez a la feria de Madrid, como Santiago Isla, con su segunda novela, "Juegos florales", feliz de participar en esta cita literaria, en un momento "buenísimo" para los libros y la lectura. Su padre, Pablo Isla, presidente ejecutivo de Inditex, ha acudido también este sábado al parque del Retiro.

Igualmente, María García de Montis, joven poeta que ha firmado ejemplares de "El fin del germen": "Me hace muchísima ilusión estar en la Feria del Libro y, además, en esta que tanto ha costado sacar adelante. Es una oportunidad enorme para el sector del libro y me alegro mucho de formar parte de este evento".

También estaban muy satisfechos de la marcha de las primeras jornadas de la feria libreros y editores. Porque algunas librerías como Muga y Grant tuvieron este viernes récord de ventas en una jornada inaugural de la Feria del Libro de Madrid.

El vicepresidente de la Asociación de Editores de Madrid y miembro de la Comisión Organizadora de la Feria, Paulo Cosín, ha explicado a Efe que el mensaje que se lanzó de que "era la feria del reencuentro, es verdad". Y aunque ha reconocido que muchas personas que han querido entrar no han podido llegar a las firmas, ha explicado que "hay que asumir que se trata de una situación excepcional".

No tan optimista ha sido el librero Aldo García, que cree que las ventas no podrán acercarse a las cifras de otros años por la limitación de aforo, ya que es imposible llegar a cifras de 300.000 visitantes que podía haber en un día de fin de semana prepandemia.

Carmen Naranjo

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente