Novatadas: ritos de integración o la mayor pesadilla de los estudiantes más jóvenes

Las novatas no están reguladas por ley en España.

Solo los que han estado dentro saben lo que significa vivir en un colegio mayor y el impacto que tiene en la vida de los estudiantes. Miguel estuvo durante cuatro años en uno de estos centros en Madrid.

“La transición de la provincia a la capital con 18 años es inolvidable. De repente se abre un mundo diferente donde la libertad, la responsabilidad y la camaradería crean memorias inolvidables”, afirmó a Yahoo!

Nuevos amigos, el inicio de una carrera universitaria, experiencias inéditas y la puerta de entrada a unas relaciones sociales con varios grados de intensidad. Dependiendo de cuál sea el colegio mayor, el periodo de integración es más o menos sencillo para los más nuevos: los novatos. En la mayoría de las ocasiones, estos recién llegados tienen que soportar novatadas. Se trata de bromas, situaciones embarazosas e incluso vejaciones en muchos casos. Hay colegios que son mixtos, donde este tipo de introducciones suelen ser más llevaderas, y también están los que se componen de colegiales del mismo sexo, donde en algunas ocasiones estas novatadas duran un mes o dos. En otros, en cambio, éstas se extienden durante todo el año.

Miguel las vivió de manera intensa, pero incomparable con el calibre de otros compañeros de su promoción.

“A mí me obligaban a beber una copa tras otra de un trago y en 30 minutos ya no me tenía en pie. Me tenía que aprender los nombres de todos los veteranos y si no me los sabía, me hacían perrerías. Recuerdo que una ves me despertaron en mitad de la noche y me obligaron a correr por la calle en calzoncillos. A veces sufrí alguna agresión física como alguna cachetada o tirones de orejas”, argumentó.

Pero nada como las imágenes que se han hecho virales en la que un chico, probablemente novato, le pega en la cara a una novata ante el asombro de los presentes. Los hechos ocurrieron en Madrid y fueron publicados en Twitter por un usuario. Los comentarios de la publicación acribillan al autor de la bofetada, pero también a la chica que la recibe.

“A ella espero que también la expulsen. Una idiota que permite eso no será buena en nada”, afirmó uno. “Lo que es idiota es por relacionarse con esa gentuza”, esgrimió un tercero. “Ella es tonta de baba por prestarse a ese juego”, agregó un usuario más.

Según Miguel, los novatos solo tienen dos opciones: o formar parte de las novatadas o no, y lo segundo podría tener consecuencias aún peores.

“Mi experiencia es que las novatadas tenían un límite que no debía superarse. Es cierto que había gente más sensible que otra, o más rebelde, pero no era recomendable negarse. Aquellos que no hacían caso acaban sufriendo más”, apuntó.

Y es esto lo que no entienden las personas que no han estado en un colegio mayor. ¿Cómo es posible acceder a sufrir vejaciones de diferentes tipos sin rechistar? ¿Qué clase de ‘tonto’ o ‘tonta’ dice sí a que recibir una bofetada?

En ocasiones se producen agresiones físicas.

Estos ritos de iniciación tienen muchas consideraciones. Algunos veteranos lo defienden como una manera no solo de iniciar el periplo en el Mayor, sino también en la vida con el argumento de que “cuántos más golpes se reciban ahora, más fuerte se es en el futuro”. Otros simplemente aprovechan su posición de poder y pagan con la misma moneda a los nuevos después de haber sufrido este tipo de comportamientos en su propia piel. Pero también los que son ‘bullies’ sistemáticos, abusadores de gente más débil que no tiene cómo defenderse. Son precisamente ellos, los que no pueden reaccionar como les dicta su instinto, los que sufren lejos de sus hogares, en una ciudad nueva y sin el apoyo de una familia.

Pablo Aragüés es un director de cine que vivió en sus carnes las novatadas y plasmó sus experiencias en la cinta ‘Novatos’, estrenada en 2015. Allí reflejó sus experiencias en un colegio mayor y él mismo confesó que “el 99 por ciento de lo que sucede en la película” le pasó a él o alguien de su entorno.

“Lo que queríamos era arrojar un poco de luz sobre el problema de las novatadas. Aquí la gente sobre todo, piensan que son bromas o en el cine están mal entendidas. Enseguida se piensan el rollo fraternidad americana y en España es otra cosa, son distintos. Cuando tú tienes dieciocho años y te encuentras con diez tíos que te rodean y te pegan con esto, es muy difícil saber reaccionar. Una cosa es las películas que estamos acostumbrados, que todo es muy fácil en la ficción pero en la realidad, todo es mucho más duro”, afirmó Aragüés recientemente a la Tribuna de Zamora.

Los psicólogos y especialistas no lo dudan y recomiendan encarecidamente pedir ayuda para evitar que se repitan casos en los que las novatadas acabaron en tragedia, como la historia de Álvaro, un chico que falleció a los dos días de llegar a Madrid tras caer sobre una autovía. Afirmaron que se trató de un accidente, sin embargo, las sospechas de que se haya tratado de una víctima de las novatadas fueron enormes: iba acompañado de dos veteranos.

La normativa española no cuenta con ninguna normativa estatal o autonómica que regule este tipo de actos que sí están prohibidos por parte de los colegios mayores.