¡Así son y se notan los movimientos del bebé en el vientre materno!

·4 min de lectura
Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images


Es importante señalar que no hay un momento concreto o exclusivo que sea exactamente igual para todas las embarazadas, pero sí es cierto que hay fases de desarrollo que se consideran normales y, que en torno a ellas, se puede establecer en qué momento se empiezan a notar habitualmente los primeros movimientos del bebé en el vientre materno.

Movimientos del bebé en la tripa de mamá

Generalmente los movimientos del bebé dentro del vientre materno se empiezan a sentir en el cuarto o quinto mes de embarazo (recomendamos leer nuestro artículo "El embarazo mes a mes"). Se estima que alrededor de la semana 16 a la 18 de embarazo, pero no existe una fecha precisa para todas las embarazadas. En los segundos embarazos, la percepción de los movimientos puede adelantarse unas semanas.

¿Esto significa que antes de este momento el bebé no se mueve en el la tripa de mamá? No, el bebé se mueve desde antes, pero al ser más pequeño y no presionar las paredes del útero es más difícil que la mamá lo note.

Hay que tener en cuenta que unos bebés se mueven más que otros y que los movimientos del bebé en el vientre materno dependen también de la actividad que la mamá esté haciendo, del momento, de si la mujer está sufriendo mucho estrés, de si pasa largos periodos de tiempo de pie o ante actividad física intensa. Es decir, no se van a sentir siempre del mismo modo ni con la misma intensidad. Sin embargo, los expertos sí aconsejan estar atentos a la frecuencia de los movimientos del bebé y el modo en que se mueve, sobre todo por si se experimenta un gran descenso en la frecuencia de movimientos del bebé, para poder consultar con el médico por si hay algún problema.

Qué tipos de movimientos del bebé pueden sentirse

Existen diferentes tipos de movimientos que se pueden sentir habitualmente durante el embarazo, los más frecuentes serían los siguientes:

  • Los más frecuentes son la sensación de mariposas en el estómago o burbujas. Suelen notarse alrededor de la semana 20.

  • Alrededor de la semana 24-26 es posible empezar a notar si el bebé tiene hipo. La mamá notará como pequeños espasmos involuntarios.

  • A partir de la semana 25 se nota claramente cómo el bebé da volteretas en el líquido amniótico.

  • En torno a la semana 26 es posible notar el reflejo de sobresalto del bebé ante ruidos bruscos, un sobresalto de la madre, etc.

  • Se estima que sobre la semana 20 de embarazo la mamá ya puede sentir las primeras pataditas, pero será en la semana 30-32 cuando ya serán claramente perceptibles, incluso a simple vista.

  • En la recta final del embarazo los movimientos del bebé disminuyen debido al poco espacio que tiene para moverse, pero debe seguir haciéndolo.

Los movimientos fetales pueden apreciarse bien también mediante las ecografías, como la ecografía 5D.

Signos de alerta con el movimiento fetal

Los movimientos del feto son una señal de que el bebé en el útero está recibiendo el oxígeno y los nutrientes necesarios antes de nacer. La reducción de movimientos fetales podría señalar un problema de salud del bebé. También interesa saber que, en general, el bebé suele estar más activo durante las primeras horas del día (entre las 9 y las 14 horas) y por la noche.

Desde el Instituto de Ginecología y Obstetricia de la Dra. Gómez Roig dan una serie de pautas para tener una guía y observar las situaciones ante las que habría que consultar a la matrona u obstetra o ginecólogo:

  • La no percepción de movimientos fetales a partir de las 24 semanas del embarazo.

  • Ausencia aguda de movimientos fetales durante más de 2 horas de duración en una gestante que anteriormente los percibía.

  • Una percepción subjetiva de la embarazada de una disminución respecto al patrón habitual de actividad fetal que dura más de 12 horas. Nunca se debe esperar más de 24 horas en consultar.

  • Si existen dudas al respecto, se recomienda realizar un contaje dirigido de los movimientos y consultar si:

    1. Si hay menos de 10 movimientos en 2 horas en algún momento del día en el que en condiciones normales el feto está activo. Por ejemplo: después de las comidas y cuando la mamá se estira y se coloca de costado o lado izquierdo.

    2. Ante menos de 10 movimientos durante 12 horas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente