Estos son los primeros nominados de 'Gran Hermano VIP'

Los concursantes de Gran Hermano VIP 7 han pasado las primeras 24 horas dentro de la Casa de Guadalix de la Sierra y ya han tenido sus primeros enfrentamientos. El "fallo en el sistema" que les dejaba aislados de la casa principal ha provocado tensos momentos entre los participantes, que han tenido que pasar el día encerrados en una especie de búnker en el que también han podido conocerse mucho mejor. Hugo Castejón y Gianmarco, que han estado aislados del grupo en el confesionario, por fin se han reencontrado con el resto de concursantes y, aunque entre ellos parece haberse creado una gran complicidad, muchos consideran que el italiano, al que han apodado "balalaica" es un "topo" y el responsable de que se encuentren viviendo en pésimas condiciones.

VER GALERÍA

gh

"Sé que es muy duro estar así y ver todas esas comodidades desde el otro lado de la reja, pero tengo que daros una mala noticia: la reja se queda", alertaba Jorge Javier Vázquez durante el programa. "Os quejáis pero la habitación del pánico está muy apañada. Tenéis de todo. Aunque hay algo que desconocéis todavía. La cámara acorazada. Ahí tenéis comida y solo se abre con la contraseña de 3 números que pueden aparecer en la pantalla a cualquier hora del día o de la noche, vosotros veréis cómo os organizáis", comentaba poco después.

- Leer más: Mila Ximénez se derrumba en las primeras 24 horas dentro de 'GH VIP 7'

Durante la segunda gala de la semana se han esclarecido algunos asuntos que han sido muy comentados por la audiencia.  Además, Mila Ximénez, que ha tenido varios bajones emocionales en las primeras horas, poco a poco parece empezar a adaptarse y su amenaza de abandono parece poco probable. Además, las tensiones entre el Maestro Joao y Adara también se han rebajado. "La primera noche con Joao ha sido mejor de lo que esperaba. Casi somos amigos", comentaba la ex de Pol Badía. Quienes no han tenido su mejor momento han sido Alba Carrillo y Antonio David Flores, que protagonizaron un tenso desencuentro durante la primera noche de convivencia.

A pesar de los roces y la tensión, el segundo programa de esta edición dejó desternillantes momentos. El más divertido, sin duda, la prueba de jefe de la casa, en la que los concursantes se disfrazaron de gusanos y realizaron un pequeño recorrido reptando. El reto lo ganó Dinio, que se convirtió en el primer concursante inmune de esta edición de cara a las nominaciones. Antonio David, Noemí, El Cejas, Adara y Mila tuvieron el privilegio de votar en privado desde el confesionario gracias a la audiencia, mientras que el resto tuvo que hacerlo a la cara. Gianmarco, Hugo e Irene Junquera fueron los más votados. Los tres sumaron 19 puntos por parte de sus compañeros. La inmunidad del ex de Marujita Díaz permitió al cubano salvar a uno de sus compañeros de las nominaciones, y decidió rescatar al italiano. "Es buen chaval, no creo que sea un actor y se merece una oportunidad. Tiene mucha nobleza y se le ve en los ojos", decía sobre Gianmarco. Este bonito gesto de solidaridad con el concursante menos conocido del programa hizo que Anabel Pantoja se convirtiera en la tercera nominada de la semana, algo que ni ella ni el resto de concursantes conoce, pues Dinio deberá guardar el secreto de lo que acababa de ocurrir en el confesionario.