Niños vegetarianos, ¿niños sanos?

Los pediatras aconsejan consultar a un nutricionista antes de aplicar dietas restrictivas

Los pediatras alertan de la moda de retirar gluten, leche o carne a los niños. (Foto: Getty Images)
Los pediatras alertan de la moda de retirar gluten, leche o carne a los niños. (Foto: Getty Images)

Una alimentación sana no tiene por qué ser excluyente. Es lo que dicen los especialistas en nutrición, que desaconsejan retirar a los niños ningún nutriente esencial, ya sea leche, productos sin gluten, carne o huevos.

Y es que aunque en España no hay datos sobre el número de personas vegetarianas, se estima que entre el 1 y el 1,5 por ciento de la población siguen este tipo de alimentación. Aún estamos lejos de los porcentajes de países como EE UU o Reino Unido, pero es una tendencia que gana adeptos.

De hecho, cada día son más las familias que adoptan una dieta vegetariana o vegana en nuestro país, a pesar de que el conocimiento que existe sobre el vegetarianismo es muy escaso; lo que obliga a pediatras y médicos de familia a familiarizarse con este tipo de alimentación, ya que generalmente no han recibido formación sobre el tema durante sus estudios, y necesitan poder proporcionar la información adecuada a los padres.

La Academia Americana de Nutrición y Dietética, así como otras sociedades médicas, consideran que estas dietas bien planificadas son perfectamente adecuadas y saludables para niños de todas las edades. No obstante, si no se desarrollan bien pueden generar consecuencias negativas sobre la salud e influir en el crecimiento de los niños y adolescentes.

Una dieta bien planificada debe tener las mismas bases para todos, sean vegetarianos, omnívoros o veganos. (Foto: Getty Images)
Una dieta bien planificada debe tener las mismas bases para todos, sean vegetarianos, omnívoros o veganos. (Foto: Getty Images)

Por ello desde la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) han querido prestarle especial atención a este tema y aclarar algunos puntos importantes para las familias que desean llevar a cabo una dieta vegetariana o vegana (que no es lo mismo).

En primer lugar instan a las familias con niños a consultar con un dietista nutricionista antes de aplicar cualquier dieta restrictiva para que el experto valore si hace falta complementar la alimentación con suplementos.

Se dice que una persona es vegetariana cuando se abstiene de comer carne, pescado, marisco o cualquier producto elaborado con estos alimentos, pudiendo o no incluir en su dieta alimentos derivados de otros animales como huevos, lácteos o miel.

Por otro lado, las personas veganas son aquellas consideradas vegetarianos totales, es decir, que no comen ningún alimento o derivado de origen animal.

“Tiempo e información a las familias son dos aspectos necesarios para contribuir a que los niños vegetarianos y veganos tengan todos los nutrientes necesarios para su crecimiento y normal desarrollo”, explica la Dra. Miriam Martínez Biarge, pediatra del Department of Paediatrics del Imperial College NHS Trust- Hammersmith Hospital de Londres (Reino Unido).

Este tipo de dietas pueden ser “válidas” a cualquier edad pero solo si se vigila que cubren todas la necesidades nutricionales

Es importante prestar especial atención a la alimentación vegetariana o vegana en cada una de las diferentes edades. Al igual que con todos los bebés, la lactancia materna es la forma de alimentación ideal para los lactantes vegetarianos o veganos, por lo que ésta debe ser apoyada por otros nutrientes.

En este sentido, “es importante asegurarse de que estas madres tomen un suplemento regular de vitamina B12 y yodo”, apunta la doctora.

Los alimentos sólidos se pueden introducir de la misma manera que para los niños no vegetarianos, a partir de los 6-7 meses, “reemplazando la carne por productos como lentejas, garbanzos, guisantes o tofu”, aclara.

Bien planificada y suplementada la dieta vegana es apta para todos, incluida la infancia y el embarazo. (Foto: Getty)
Bien planificada y suplementada la dieta vegana es apta para todos, incluida la infancia y el embarazo. (Foto: Getty)

A partir de los dos años de edad, la alimentación debería parecerse a la del resto de la familia, dependiendo el número de raciones de la edad, los niveles de actividad física o las características personales de cada niño.

En cualquier caso, advierten que una dieta vegana o vegetariana estricta y sin supervisión especializada dificulta que los niños puedan obtener la vitamina B12, los ácidos grasos, la vitamina D, el calcio, el zinc y el hierro que necesitan. O que los adolescentes vean cubiertas sus necesidades energéticas si no se potencian alimentos vegetales con elevado aporte calórico como aceites, frutos secos y semillas, cereales y legumbres, entre otros.

... is driving me nuts
Los frutos secos y las legumbres son fuentes proteicas de calidad (como las semillas y los cereales integrales). (Foto: Getty)

Por eso, según afirma la experta, a la hora de alimentar a niños vegetarianos o veganos conviene prestar especial atención a los siguientes nutrientes:

  • Proteínas: las mejores fuentes de proteínas en la alimentación vegetariana y vegana son las legumbres y los frutos secos y semillas, que deben estar presentes en la dieta a diario. En una alimentación vegetariana o vegana bien planificada las proteínas no tienen por qué constituir un problema.

  • Grasas: son muy importantes en la alimentación infantil y ninguna dieta debería restringirlas. Las mejores fuentes de grasas en las dietas vegetarianas o veganas son los frutos secos y las semillas, los aguacates y el aceite de oliva.

  • Calcio: en los primeros 2 años los bebés obtienen el calcio a partir de la leche materna o de fórmula; en los mayores de 2 años, además de productos lácteos, otras buenas fuentes de calcio son las verduras de hoja verde, el tofu, las leches (y yogures) vegetales enriquecidas y las legumbres. Los niños (vegetarianos o no) que no se expongan al sol regularmente pueden necesitar suplementos de vitamina D.

  • Vitamina B12: sólo se encuentra de forma natural en los alimentos de origen animal, por lo que, aunque los productos lácteos y huevos, así como los alimentos enriquecidos aportan pequeñas cantidades de esta vitamina, se recomienda que todas las personas vegetarianas y veganas tomen un suplemento semanal de vitamina B12.

Entonces, ¿puede ser realmente peligroso para un niño seguir una dieta vegana? Ya nos lo han dicho bien clarito los expertos: “Mal planificada sí”.

“Del mismo modo en que una dieta omnívora mal planificada puede serlo para la salud, pero una dieta vegana o vegetariana bien planificada es totalmente compatible con el estado de salud en cualquier etapa del ciclo vital”, explican en El País, Julio Basulto, autor de ‘Más vegetales, menos animales’, junto al Doctor en Historia Juanjo Cáceres.

Por otro lado,

También te puede interesar:

Adelgazó 16 kilos comiendo los postres que más le gustaban

Deja de tomar esto, además de adelgazar (sin esfuerzo), evitarás muchas enfermedades crónicas

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente