Nicolas Cage tiene miedo de hacer una película con Disney de nuevo

·3 min de lectura

Nicolas Cage lleva años refugiado en las producciones de bajo presupuesto y en la serie B, lo que a veces nos hace olvidar que hace un tiempo fue una de las estrellas más exitosas de Hollywood. Lo vimos cuando ganó el Óscar en 1995 por Leaving Las Vegas, pero sobre todo cuando a lo largo de los 90 y principios de los 2000 sus películas amasaban millones en taquilla. Pero a sus 57 años, el actor vive muy alejado de aquella vida.

Precisamente, su historia guarda relación con el argumento de Pig, su nueva película, el relato de un hombre que ha preferido alejarse de todo y se ve obligado a volver cuando secuestran al cerdo que da título al film. Y este ha sido uno de los temas que Cage que ha abordado en una entrevista con Variety, donde ha tratado las analogías con su rol matizando que, a diferencia de su personaje, no se plantea regresar a las altas esferas de Hollywood

Y uno de los motivos: tiene miedo a la industria, y a Disney.

Nicolas Cage en la premiere de Pig (Foto: Michael Kovac/Getty Images)
Nicolas Cage en la premiere de Pig (Foto: Michael Kovac/Getty Images)

“Siento que me he adentrado en mi propio desierto y que he dejado esa pequeña ciudad que es Hollywood”, dice Cage sobre el abandono autoimpuesto a la parte más mediática y popular de su industria. “No sé exactamente por qué Rob dejó su estrellato" añade en relación a su personaje en Pig. "Nunca se explica por completo, y eso me gusta de la película. Pero en cuanto a mí, no sé si me gustaría volver. No sé si me gustaría ir y hacer otra película de Disney. Sería aterrador. Es un clima completamente diferente. Hay mucho miedo ahí”, continúa el actor.

Y es que fueron muchas veces las que Nicolas Cage trabajó con Disney, sobre todo en las producciones que el conocido productor Jerry Bruckheimer (Piratas del Caribe, Armagedoon,…) llevó a cabo para su marca adulta Touchstone Pictures. Fue el caso de míticas películas de acción de los 90 como La Roca o Con Air (Convictos del aire), pero también de clásicos más aventureros y familiares de Disney como La búsqueda o El aprendiz de Brujo.

“Cuando no paraba de hacer películas de Jerry Bruckheimer una detrás de otra, era mucha presión. Hubo muchos momentos divertidos, pero al mismo tiempo te decían: «He escrito esta frase. Tienes que decirla de esta forma». Te ponen una cámara delante y te ordenan: «Ahora di la frase de los patines». Yo decía: «Lo haré pero me gustaría probar también de esta otra manera». En las películas independientes tienes más libertad para experimentar y ser fluido. Hay menos presión y hay más oxígeno en la habitación", admite.

Así explica Cage su decisión de limitar su carrera a películas más pequeñas, a títulos donde mayormente apuesta por explotar una faceta excéntrica que le ha llevado a convertirse en un icono en el mundo de internet. Pero de vez en cuando también lo vemos salirse de su zona de confort, realizando películas más académicas como bien fue el caso de la aclamada Joe de David Gordon Green en 2013.

Esta decisión aparentemente tomada en base a la presión que conlleva trabajar para grandes estudios, donde las expectativas y presupuestos son mayores, supondría que Cage se debe conformar con salarios menores. Aquel actor que dio titulares a comienzos del nuevo siglo por sus gastos estrafalarios (comprando castillos, esqueletos de dinosaurio, etc) y deudas consecuentes, llegó a cobrar hasta $20 millones de la mano de Disney con La búsqueda (2004), pero si tenemos en cuenta que sus películas actuales rondan presupuestos de entre $4 y $6 millones, entonces su ganancia habría sufrido una caída considerable. Lo último que sabemos, a través de iMDB, es que en 2013 cobró $1 millón por prestar su voz en Los Croods.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Tal vez por ello no nos ha pillado por sorpresa que Pig, que se trata de un thriller de venganza al estilo John Wick dirigido por el debutante Michael Sarnoski, se haya convertido en una de las cintas más admiradas de 2021, cosechando un 98% de críticas positivas en Rotten Tomatoes.

“Una meditación tranquila y a menudo melancólica sobre la pérdida, anclada por un personaje que desea poder liberarse de la persona que solía ser”, admiten críticas como la de Los Angeles Times. Además, otros medios más pequeños como el Mercury News admiran fervientemente el trabajo de Cage, describiendo que es el actor quien sobrelleva toda la carga de Pig con “una actuación mesurada en la que sus estallidos característicos traspasan el alma”.

“Quería recordarme a mí mismo y también recordarles a algunas personas, tal vez en la audiencia o en los medios de comunicación, que también podría aplicarme a un estilo de actuación mucho más tranquilo y mesurado, explica Cage en su entrevista con Variety sobre cómo ha desarrollado su trabajo en Pig. “Solo quería aparecer en el set, entrar en una habitación y llevar cualquier experiencia de mi vida, cualesquiera que fueran mis recuerdos, cualesquiera que fueran mis pesadillas de anoche, y simplemente contar la historia”, matiza.

Pig se estrena en los cines de Estados Unidos este viernes 16 de julio, aunque en España aún no tiene distribución, así que tendremos que esperar para disfrutar de este nuevo trabajo de Cage con el que el actor ha vuelto a ganarse el respeto. De todos modo existen muchos largometrajes que protagonizó en la última década que merecen nuestra atención, aunque la taquilla le haya dado la espalda. Es el caso de la mencionada Joe (2014, disponible en Prime Video y Movistar+), la violenta y volcánica Mandy (2018, de alquiler en plataformas) o la psicodélica Color out of space (2019, Movistar+).

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente