Nicolas Cage desahoga sus penas amorosas aparentemente borracho en un karaoke

Nicolas Cage parece estar disfrutando de su recuperada soltería, o sufriéndola. Según como se mire. El actor, que acaba de pedir la anulación su matrimonio de cuatro días con una maquilladora llamada Erika Koike, apareció dándolo todo en un karaoke, aparentemente intoxicado, cantando el himno más emotivo de Prince, Purple Rain.

Es la segunda vez en tres noches que el actor de Leaving Las Vegas se acerca hasta un bar del Hotel Miyako, en la zona de Koreatown de Los Angeles para subirse al escenario y sacar todo lo que lleva dentro al son del clásico de Prince.

Y sí, hay videos. Por supuesto. Tarde o temprano iba a ser captado por el móvil de algún curioso. El primero es del pasado sábado, según recoge Hollywood Pipeline, cuando Nic cantaba y se desahogaba tras evidentemente haber tomado alguna que otra copa de más. Según el mismo medio, el actor se detuvo durante un momento de su “actuación” para preguntar al público “¿Dónde está mi novia?”, y decir a continuación “No volveré nunca más aquí”.

Y en el segundo lo vemos enfurecido y con voz ronca, otra vez aparentemente intoxicado. Este sería del domingo:

Y es que las últimas semanas de su vida no han sido las más idílicas. El pasado 23 de marzo, Cage se fue a pasar unos días a Las Vegas, donde en una noche de locura y alcohol terminó casándose con su novia, la maquilladora Erika Koike. Dicen que a la tercera va la vencida, pero este es el cuarto matrimonio fallido de Cage tras sus divorcios con Alice Kim, Lisa Marie Presley y Patricia Arquette.

Pero solo cuatro días después pidió oficialmente la anulación del matrimonio añadiendo documentación que explicaba que habían estado bebiendo “hasta el punto de la intoxicación”. Es más, según publica TMZ, la pareja fue vista discutiendo antes y después de la ceremonia.

Autor: Nicholas Hunt; Fuente: Gtres

En los documentos, Nicolas Cage explica que “no tenía entendimiento” de lo que estaba sucediendo debido al alcohol, y que “reaccionó por impulso sin la habilidad de reconocer o comprender por completo el impacto de sus acciones”.

El matrimonio todavía no fue anulado porque Koike asegura que no está de acuerdo con la anulación, afirmando que el actor le pidió que lo intentaran de nuevo “de la manera correcta” unos 12 días después de pedir la anulación. La maquilladora está de acuerdo en que no pueden mantener la relación, pero quiere divorcio y manutención, citando pérdida de oportunidades laborales durante su relación y el supuesto daño a su reputación. Ah, y por supuesto, que le pague las costas legales.


Para seguir leyendo:
La ruptura de Gwyneth Paltrow con Brad Pitt casi la hizo rechazar la película que le valió el Oscar
Amber Heard afirma que la despidieron de varios trabajos tras acusar a Johnny Depp de violencia doméstica
Megan Fox admite haber tenido un romance con Shia LaBeouf