Nicolás Coronado y Palito Dominguín, sobrinos de Miguel Bosé, hablan de su relación con Nacho Palau

·2 min de lectura
Miguel Bosé credit:Bang Showbiz
Miguel Bosé credit:Bang Showbiz

Palito Dominguín, hermana de la fallecida Bimba Bosé, y su primo Nicolás Coronado, actor e hijo de Paola Dominguín y José Coronado, exhibieron su estrecha relación y la simpatía que les caracteriza durante la inauguración, este martes en Madrid, de una nueva exposición artística firmada por la joven artista, de 26 años..

Comprensiblemente, la prensa allí congregada quiso preguntarles a ambos sobre el estado de salud y anímico de Nacho Palau, quien fuera compañero sentimental de su tío Miguel Bosé durante más de un cuarto de siglo. Nicolás reconoció que su vínculo con el escultor valenciano se fue disipando con el paso de los años, aunque en ocasiones intercambian mensajes. El intérprete, de 34 años, está convencido de que Nacho superará este duro bache, rodeado como está de familiares y amigos que comparten su actitud positiva ante las adversidades.

"A Nacho yo le traté más de pequeñito, que era cuando yo vivía con mi madre y estábamos más por aquí, pero hace muchos años que no le veo. Sí que nos hemos mandado mensajitos. Sé que está muy fuerte, con la seguridad de tener un camino muy bonito por delante y de que nada puede con él", ha declarado Nicolás sobre su tío político, padre de cuatro hijos con el astro de la música.

En la misma línea se ha pronunciado Palito, gran protagonista de la jornada gracia a la serie de dibujos que ha podido presentar finalmente en sociedad. En su caso, la ilustradora ve a Nacho con frecuencia y, de hecho, pudo compartir unos minutos con él poco antes de que el artista iniciara su tratamiento contra la enfermedad. "Él está súper positivo. He estado con él hace poquito y, nada, con muchas ganas, con positividad de superarlo todo", ha aseverado.

Tras una conflictiva separación en 2016, marcada por la batalla judicial que inició Palau para que un juez confirmara la filiación de sus cuatro hijos, Ivo, Telmo, Diego y Tadeo, Miguel Bosé ha dejado de lado sus diferencias con su expareja para apoyarle en su proceso de recuperación. Tanto es así, que los dos hijos concebidos por el artista, Diego y Tadeo, a quienes el escultor considera tan suyos como sus retoños biológicos, han viajado a España para insuflar nuevos ánimos al exconcursante de 'Supervivientes'.

"Fue un golpe muy fuerte para Miguel. Aunque ya llevan seis años separados y han estado en problemas legales, Miguel considera a Nacho como el amor de su vida. Tanto le impactaron las palabras a Miguel que, de inmediato, mandó a sus dos hijos a España para que estuvieran unos días con Nacho y le inyectaran ganas de vivir", ha señalado una fuente del entorno del intérprete al medio TV Notas.